Godzilla 2014Ya sabéis que no soy muy dado ha realizar comentarios o críticas de películas salvo en festivales, eventos clave que merecen ser contados y recordados. Pero tenia algo pendiente desde hace aproximadamente un mes que debía hacer y se ha retrasado por motivos laborales, y es hablaros de mi humilde opinión sobre Godzilla, la ultima película del monstruo japones que se traslada a América por su 60 cumpleaños, dirigida por Gareth Edwards.

Aunque hace tiempo que no escribo o comento el tema, no debería ser ajena a los lectores de este pequeño espacio mi pasión por el Kaiju Eiga en general y por Godzilla en particular, no obstante ahí arriba lo tenéis, como leiv motiv e imagen de Asiateca desde hace muchos años. Con esto quiero decir que el hype que tenia sobre esta película era tremendo y que mi visión y opinión sobre ella es totalmente parcial, sesgada y llena d espoilers (no sigáis leyendo sino queréis saber ciertas cosas de la película), como no podía ser de otro modo.

Pero pongámonos en materia. Gareth Edwards es un joven director proveniente del mundo del cine independiente que ya hizo una película de monstruos hace unos años llamada “Monsters” y que resulto una especie de “road movie” (no se muy bien como definirlo) que contaba las andanzas de una pareja por una zona de México invadida, o más bien infectada, por especies alienígenas. Lo curioso de esta película es que no es una película de monstruos entendida dentro de los cánones del género, sino que es una película intimista con la pareja de actores y su viaje como protagonistas, guardando su fuerza en lo visual y lo casi onírico (al menos así la recuerdo). Esta película seguro que decepcionó a todo aquel que esperaba una cinta de monstruos más típica (como sucedió a parte del público tras su pase en el festival de Sitges), pero a mi me resulto muy curiosa.

Este 2014 es el 60 aniversario del nacimiento del saurio gigante en 1954, y los primeros trailers apuntaban a que esta celebración (made in EEUU) podría recurrir a una cinta parecida a la original, con Godzilla como único protagonista monstruoso y cierta trascendencia social y fuerza narrativa en los personajes humanos. Luego nos enseñaron ciertas imágenes de un monstruo volador con cierto parecido a Gyaos de la saga de Gamera y ya la cosa me descolocó aún más, incrementando más las ganas de verla y la gran pregunta “¿Que me voy a encontrar?”.

Y lo que me encontré es una película con una estructura fílmica y narrativa muy similar a los Godzillas japoneses de los 90, pero sublimando las escenas de acción entre monstruos hasta unos niveles altísimos. Esta me parece una película de momentos, de escenas que se quedan grabadas a fuego en la retina, de fotogramas que recordaré toda la vida dentro de la saga del saurio gigante. Pero una película no puede basarse solo en eso y por ello esta tiene puntos oscuros, muy oscuros.

La cinta podría estructurarse en tres partes, una introducción, una parte central y el desenlace (aunque suene a evidencia). La introducción, si bien nos presenta una historia típica, me parece bien narrada y posee el buen hacer de los actores Bryan Cranston y, en menor medida, Juliette Binoche, que con tan solo unos minutos en pantalla te llegan, te hacen sentir esa historia que estamos viendo. La cosa desaparece rápido al terminar esta introducción y entonces surge uno de los problemas, la falta de un personaje con carisma que mueva la película, ya que Aaron Taylor-Johnson no llega a decir mucho en cuanto a este respecto. Mención aparte el desaprovechadisimo papel de Ken Watanabe, que solo pone cara de preocupación y poco más.

Godzilla

Y es que es el guión uno de los grandes lastres de la película, un guión típico, lleno de clichés y con un desarrollo un tanto ingenuo, un guión que podría haber dado mucho más de si. En toda la parte intermedia ese guión pierde fuelle, hace cosas raras solo para favorecer ciertas escenas y no voy a desgranar todas esas pequeñas incongruencias que puedo recordar ahora (bombas nucleares que parecen no explotar nunca y cosas del estilo). ¿Que me gusta entonces de todo esto? La fuerza visual de muchas de sus escenas, me gusta el gran uso del CGI y los efectos especiales, me gusta la forma de plasmar los escenarios, de sumergirse en su interior y mostrar la grandilocuencia de los monstruos. Me gusta mucho la forma que ha elegido Edwards de mostrar la destrucción, y ciertas escenas dramáticas, de forma indirecta, me gusta la narración indirecta en general en esta película, resta ciertas posibilidades a mostrar destrucción de forma grandilocuente, pero crea un clima especial.

Una de las críticas que se han hecho a esta película es que Godzilla aparece muy poco, y en parte estoy de acuerdo, yo lo hubiera sacado un poquito más, no mucho, ya que los MUTOs aparecen en escena de forma bastante asidua. Hablando de monstruos, me ha gustado el intento de Edwards de trasmitir cierta expresividad y sentimientos en los monstruos, aunque queda sutil, fomenta ciertas reacciones y creo les da un toque de realismo.

Perdido entre un guión raro, muchos efectos visuales y escenas para recordar, personajes sin carisma y ganas de acción llegan esos 30 últimos minutos, la aparición estelar de Godzilla en toda su extensión y no en escenas sueltas, y la puesta en escena de la parafernalia CGI definitiva. Sin duda lo mejor de toda la película, con momentos “WOW” a raudales y escenas impresionantes, con un final demasiado políticamente correcto, pero en general satisfactorio. Creo que todos recordaremos el impresionante descenso en paracaídas de los militares, ese cruce de miradas entre el protagonista y Godzilla entre le polvo de la destrucción o, al menos yo lo haré, ese primer rayo que lanza Godzilla.

Mi opinión sincera sobre la película es que al terminar de verla me gustó mucho, pasados los días me gusta algo menos porque ese guión tan flojo y la falta de carisma de los personajes, unido a que la acción tarda en aparecer, lastran mucho la película. Pero el film en general me parece muy digno, me gustan las continuas referencias que se hacen al universo Godzilla, con la fecha de 1954 como un punto clave, con un homenaje, solo en nombre, al Doctor Serizawa de la película original, o a muchos detallitos de la película (como un mariposario con el nombre de Mothra).

No debemos olvidar que esto es un Blockbuster americano y Edwards pretende ir un poco más allá, ofreciendo algo más. Creo que esta película muestra un camino interesante y con mucho potencial, que en esta ocasión se ha perdido un poco en giros y recovecos, desaprovechando elementos y emborronando un poco el resultado, pero que sigue ahí, si se aprende y evoluciona correctamente podrían salir cosas muy buenas de la prometida trilogía de este Godzilla americano.

2 Respuestas

  1. Bm4n

    Técnicamente la peli es un truñazo total, no destaca más que en la ambientación, los efectos especiales y el diseño de los monstruos. No deja de ser entretenida y es cierto que tiene un corte fiel a las antiguas pero a día de hoy creo que se espera más de una película.

    Lo que más me fastidia es que tenían material para hacer una gran película, en los 30 primeros minutos parece que va a tener argumento, pero se ve que los guionistas no daban para más y de golpe se cargan al personaje que le daba argumento y para mi se acaba la peli… Es una lástima.

    Además e curioso porque en la historia los personajes humanos no tienen ninguna incidencia en la trama, si los quitas a todos seguiría intacta, no cambiaría nada. Aparte de que pensaba que dejarían de poner a tíos con metralletas disparando a un monstruo de 100 pisos de alto, pero parece que no se pudieron resistir.

    Responder
    • Jorge Endrino
      Jorge Endrino (Alikuekano)

      En lineas generales estoy de acuerdo con lo que dices Bm4n, y es lo que intento plasmar en mi texto, aunque en mi valoración general sea un poquito más magnánimo que tú jajaja.

      Creo que tocas dos puntos muy interesantes, el de que los personajes humanos no tienen ni pizca de importancia, y te deja una sensación de simplemente haberlos metido con calzador, sin sentido alguno (sobre todo después de ese inicio de la película que comentas).

      Y el segundo punto, quizás clave, es el año, 2014. Muchas películas de Godzilla, por no decir la mayoría, son películas de simple entretenimiento, algunas de ellas malisimas y truñacos gordos, pero que debían ir ligadas a la época en la que se hicieron. Ya criticamos mucho algunos Godzillas de los noventa porque el Gamera de Shusuke Kaneko supo superarlo en calidad técnica y en general en muchos aspectos, ya que parecía que Godzilla había quedado anclado, a nivel técnico e incluso de guión, en años pasados que ya no tenían mucho sentido (y no quiero decir con esto que sean malas pelis, pero estaban superadas en muchos aspectos). Quizás a esta película le pasa algo parecido, que teniendo algunas taras que hace años podían haber pasado más alegremente, hoy en día estemos un poco más exigentes con ella.

      En fin, tampoco es mi intención abrir debate sobre la saga al completo.

      Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.