Hace ya unas semanas, más de un mes en realidad, que los participantes de la campaña Crowdfunding del Anuario CineAsia recibimos este segundo volumen en nuestros hogares. Heredero de la antigua publicación en papel de la Revista Cineasia, El Anuario CineAsia está dividido por países y sus distintas cinematografías, recogiendo en cada una de ellas los acontecimientos cinematográficos de mayor relieve del año. Encontraremos desde los balances anuales de cada una de las cinematografías asiáticas (Japón, Corea del Sur, China, Hong Kong, Taiwán, India, Sudeste Asiático), más de 125 referencias de películas, entrevistas a directores y/o actores, reportajes diversos, etc. Además, dentro de la Sección España, podrás conocer datos sobre la distribución en España, agenda de festivales…

El Anuario se complementa con la sección Nosolocine (espacio dedicado a la literatura asiática relacionada con el cine y a las bandas sonoras), los Premios CineAsia, y La Mirada Crítica (donde 3 críticos o estudiosos del cine nos dan su visión sobre tres temas de actualidad ‘cineasiática’).

Como sabréis los que nos sigáis desde hace tiempo, desde Asiateca colaboramos activamente con Cineasia, sobre todo a nivel de entrevistas durante festivales como Sitges, y también lo hacemos aquí, con la convicción de que es un lujo poder tener este tipo de publicaciones en nuestro país.

Para celebrar este lanzamiento queremos publicar una de las entrevistas que podréis encontrar en el Anuario, una conversación a tres bandas con el director indio Anurag Kashyap, que presentaba en Sitges su Psycho Raman, y el director y actor principal de la también india Autohead, Rohit Mittal y Deepak Sampat. Esta es una especie de edición extendida, ya que en el anuario prodréis encontrar exclusivamente la parte de Anurag, así que esperamos que lo disfrutéis.

Asiateca.- ¿Como fue eso pasar de estudiar Zoología en la Universidad y a comenzar a escribir guiones cinematográficos?

Anurag – Estaba estudiando Zoología porque me gustaba y, al igual que en muchos melodramas cinematográficos de Bollywood, con 18 años estaba enamorado de una chica de 20 pero ella se prometió con otro. Entonces ambos fuimos seleccionados para ir a la misma universidad, pero yo no quería ir ni verla y ese año no asistí a clase. Durante ese tiempo me dedique a ver muchísimas películas, ir al teatro, estudié algo de interpretación y descubrí un mundo que me cambió la vida. Todo empezó por una chica.

Asiateca.- En sus inicios comenzó escribiendo algún guión para Ram Gopal Varma. ¿Podríamos decir que fue él quien lo introdujo, como maestro, dentro del mundo del cine?

Anurag – Desde luego de cierta manera él fue mi mentor. Cuando decidí dedicarme al cine me mude a Mumbay, donde estaba la industria cinematográfica. Al llegar comencé a hacer teatro y allí conocí al productor Shivam Nair, empecé a trabajar con él y me descubrió todo tipo de cine, las películas de Martin Scorsese por ejemplo. Entonces escribí una película titulada Auto Narayan y cuando Ram Gopal Varma la vio decidió contratarme. Varma fue mi mentor a través de Satya, fueron dos años y medio donde estaba casi como en una escuela de cine: escribiendo, me involucré en el casting, sets, montaje…

Asiateca.- Su anterior película Bombay Velvet fue un fracaso en taquilla, al contrario que Gangs of Wasseypur que funcionó bastante bien. ¿Como afrontó la producción de Psycho Raman después de este fracaso?

Anurag – Salí del fracaso de Bombay Velvet casi por rabia y enfado. Sabia casi desde el primer día que era una película fallida, el equipo tenia la esperanza de que fuera bien pero yo veía claro que no iba a funcionar. En general reacciono muy rápido, como cuando te ahogas y sacas toda la energía que tienes para sobrevivir, y se que la industria cinematográfica no perdona y siempre te recuerda por tu última película, y no quería que Bombay Velvet fuera mi última película durante mucho tiempo y me puse rápidamente con este proyecto. Es como en una ruptura, cuando lo dejas con una novia la manera de superarlo es salir con otra chica.

Teníamos el guión listo y el presupuesto preparado para hacer la siguiente película, y ante el fracaso de Bombay Velvet, antes de que vinieran a decirme que no podríamos hacer ese nuevo proyecto, ya tenia reescrito el guión y tenia lista esta nueva idea para llevarla adelante.

Asiateca.- Sabemos que hay un documental anterior sobre el conocido asesino Raman Raghav. ¿Es por eso que añade el 2.0 al título de su película?

Anurag – No es tanto un documental sino una película de ficción de 1993, pero lo llamé 2.0 no porque fuera una segunda parte o un biopic, sino porque es una especie de historia aumentada de la propia realidad, como cuando cambias un sistema operativo y te actualizas a una versión mejorada. También para llamar un poco la atención y que la gente te haga esta misma pregunta.

Asiateca.- Hablando de Autohead. ¿De donde nace el proyecto? ¿Por qué no hacerla en primera persona y darle ese punto de vista externo desde la cámara de unos documentalistas que siguen al protagonista?

Rohit – Por un lado quería hacer el estudio de un personaje criminal, por otro criticar el cine de realismo social que se está haciendo en la India. Desde mi punto de vista en muchos momentos de la película no sabes si estoy retratando a un criminal o a una persona que esta actuando como resultado de la rabia que siente y que actúa como él cree que debe actuar. Hubo influencias de películas como Taxi Driver, algo de cine Dogma o el director japonés Shinya Tsukamoto.

Asiateca.- Precisamente esa es una de las cosas que nos gusta mucho de la película, que ironiza y crítica todo ese cine miserabilista que copa ciertos sectores del cine independiente.

Rohit – Desde luego fue uno de los motivos principales para hacer la película, queríamos cuestionar ese tipo de cineastas que basan su trabajo en hechos sociales y que luego viajan por el mundo enseñando sus películas sin que haya ninguna repercusión sobre la realidad que ellos mismos retratan. También cuestionar los medios en general y el voyeurismo existente en los mismos.

Asiateca.- Se nos adelanta a las preguntas, ya que otra de las cosas en las que queríamos incidir es exactamente esa, la crítica al sensacionalismo de los medios.

Rohit – Esta crítica se ve en algunas escenas, como cuando está el protagonista bebiendo y los documentalistas le incitan a beber más para que se emborrache y poder grabar esas escenas. Si lo miras desde un punto de vista más general podría verse como una crítica al cine en general, el cine también genera esto, me estoy criticando a mi mismo mientras hago esta película. Considero que mi película es más suave con respecto a lo que se ve en realidad en los medios, la realidad es más dura aún.

Asiateca.- En Psycho Raman tenía con un presupuesto muy ajustado, contaba en la presentación de la película que rodó por las calles de su barrio, su oficina, todo para recortar costes. ¿Como fue el rodaje?

Anurag – De hecho la escena final está rodada en mi casa; la escena del Club es mi oficina, pusimos unas luces y una mesa de DJ e improvisamos el set; la terraza está al lado de mi casa… todo se rodó por allí cerca. Hicimos un rodaje muy rápido y compacto de 20 días, que podíamos haber extendido a 50 por el presupuesto que teníamos, pero entonces la película hubiera parecido más pequeña. Intente hacer secuencias muy largas, hay un total de 10 secuencias en la película, y rodamos dos días por secuencia, así pudimos llevar adelante la producción. Yo hago de productor, director, escritor… es mi manera de sobrevivir en la industria.

Asiateca.- Es director, guionista, ha hecho caemos en muchas películas, de hecho va a tener un papel de villano en Akira, ha producido películas como Monsoon Shootout, The Lunchbox, Udaan, Queen, Lootera… ¿Es esa la manera de salir adelante en el cine independiente indio?

Anurag – Hago esto porque nadie más lo está haciendo en Mumbay, nadie está produciendo según qué películas. Cuando veo algo que me gusta busco a alguien que tenga dinero y pueda producirla, junto a todas las partes y así sale adelante el proyecto. Actúo como productor como me gustaría que me trataran mis propios productores, doy toda la libertad a los directores. Pero esto va por ciclos de dos o tres años en donde uno tiene mucho éxito, luego se le va la cabeza, todo vuelve a bajar y el ciclo comienza de nuevo. Yo dependo de otros para producir, no puedo producir mis propias películas, y mientras tanto voy haciendo todo esto. Disfruto mucho con mis trabajos.

Casi no saco nada de mis propias películas, de hecho si tuviera que cobrar honorarios tendría que trabajar con grandes estrellas y como quiero mantener mi libertad no cobro por hacer mis propias películas, es más nadie cobra en mis películas. Mientras tanto me gano la vida como actor, como guionista y demás.

Asiateca.- Es cierto que nunca trabaja con actores muy conocidos, excepto quizás en Bombay Velvet con Ranbir Kapoor. ¿Es por esto mismo, por que sale muy caro?

Anurag – Cuando empecé a realizar películas no tenía dinero y rodaba donde podía. En la India no hay que pedir permisos para rodar por las calles, es más son todos tan cinéfilos que están encantados de aparecer en una película, nadie se va a quejar. Cuando descubrí que podía hacer esto tenia todo Mumbay como mi decorado. Cuando trabajas con actores famosos ya tienes que pedir permisos, bloquear las calles y por tanto contratar centenares de extras para obtener el realismo que buscas. Prefiero rodar como yo ruedo, sin generar caos en la calle, ni siquiera le digo al actor donde está la cámara o si estamos rodando. Eso genera realismo, con una gran estrella es muy complicado.

Cuando estuve rodando No Smoking fue muy difícil grabar en los suburbios porque era complicado hacerle entender al actor (John Abraham) que no tendríamos seguridad ni un camerino de lujo, que según que cosas no se podían exigir allí. De hecho encontramos un baño, le pusimos un tablón de madera y una silla y se pasó todo el rodaje en ese baño. Pero no cualquier estrella va a aceptar esas condiciones.

Por otro lado quiero trabajar con actores que sean poco complicados, no me interesan para nada los actores de método, nunca los elijo porque a poco que se preparan para rodar todo el mundo ya sabe que estamos por allí, nos cambian los fondos, los extras y no me interesa.

Asiateca.- Rohit ¿está de acuerdo con esta visión? Cuanto menos ruido hagas más libertad hay, pero quizás mas precariedad a la hora de hacerse un nombre en la industria.

Rohit – Estoy de acuerdo en que cuando trabajas con una película de bajo presupuesto tienes más libertad. Ni siquiera hice una presentación cuando tuve el guión de Autohead porque sabia que si iba por ese camino nunca se realizaría la película porque tenía un guión muy fuera de lo común para una producción india. Conseguí el dinero por otras vías, a través de prestamos, y de esa manera no respondía ante nadie, lo cual fue muy liberador y espero poder seguir trabajando así.

Al mismo tiempo cuando haces películas de bajo presupuesto es difícil tener el mismo reconocimiento que otras producciones de presupuestos más grandes, pero tampoco yo busco ese reconocimiento, no estoy compitiendo con ellas. Si a la gente que le interesa el tipo de cine que yo hago y puede llegar a verlo a través de Internet, festivales o cines yo estoy contento, y si podemos cubrir los gastos para que además pueda seguir trabajando pues mejor.

Gracias al hecho de que la película se hizo con un presupuesto bastante bajo, me están preguntando mucho por mis futuros proyectos y saben que puedo hacer películas con poco dinero. Creo que eso me facilita seguir trabajando.

Asiateca.- Y en el caso de Deepak, a nivel del actor que trabaja en cine independiente ¿Ve el panorama de forma similar? ¿Le gustaría dar el salto a una gran producción?

Deepak – Me gustaría seguir realizando todo tipo de proyectos, lo que realmente me interesa es hacer bien mi trabajo sin importar si es un pequeño proyecto o una producción más grande.

Asiateca.- ¿Como se preparó el papel que interpreta en Autohead? ¿Hizo prácticas en el Rickshaw?

Deepak – La verdad que si, iba por la mañana y estuve dos meses llevando un Rickshaw.

Rohit – El director de casting me había hablado de él, nos conocimos y le puse en una situación determinaba, lo estuve grabando y al llegar a casa y estudiar el material me encantó. De hecho no vi a nadie más para este papel, fue la primera persona que vi y estaba convencido de que el personaje era suyo.

Asiateca.- Anurag, ha trabajado en varias ocasiones con el actor Nawazuddin Siddiqui ¿Es ya su pareja de hecho cinematográfica?

Anurag – Trabajo con él dependiendo si tengo un rol para él o no. Lo que me gusta de Siddiqui es que no tiene una personalidad muy fuerte fuera de la pantalla por eso es muy maleable, es como el cobre, lo puedo estirar y modelar a mi gusto, cuando se pone delante de una cámara puede convertirse en cualquier persona. Hay actores con una personalidad muy fuerte fuera de cámara que a mi no me sirven para nada, ya que da igual el rol que hagan siempre son la misma persona. Es muy fácil trabajar con Siddiqui porque no trae su mente al rodaje, recibe la información y las indicaciones y ya está, el trabajo de dirigir es labor del director, yo soy el único que tiene la película en la cabeza y no quiero que venga un actor y se haga cargo de la situación, de su opinión, yo solo quiero la opinión del actor cuando se lee el guión y me dice Si o No.

Si quisiera trabajar con actores famosos pagaría 5 millones de dolares y ya está, pero no quiero hacer eso. Realmente cuando hay dinero yo pago a todo el mundo, pero con Siddiqui nunca hablo de dinero, hablo con su hermano de esos temas, él nunca habla de dinero ni quiere saber si le he pagado, de hecho se enfada conmigo si se entera que el he dado dinero a su hermano por el trabajo. Tenemos una relación donde no entra el dinero. De todos modos cuando hay dinero siempre lo reparto y cuando no hay dinero pues no se cobra, aún así siempre intento compensar y hay ocasiones en que en una película el cámara, el realizador y todo el equipo han cobrado por triplicado para compensar otras veces donde no he podido pagar. Intento ser honesto. La gente piensa que llevamos un estilo de vida de hoteles y lujos, pero para nosotros es un trabajo. Cuando rodé Gangs of Wasseypur tenía una habitación súper barata que compartía con el cámara, mientras que los actores y demás equipo se queda en un hotel.

Solo me queda un Rol para este actor. No soy una persona leal y hay un número limitado de roles que se pueden obtener de un actor, con Siddiqui queda una película más.

Asiateca.- ¿Para cuando una mujer protagonista de una de sus películas?. No nos gustó nada la chica de That Girl in Yellow Boots y vemos los roles femeninos un poco en segundo plano, exceptuando en Gangs of Wasseypur.

Anurag – Mis próximas tres películas tendrán como protagonistas a mujeres. La primera es una historia de amor, la segunda una de mujeres boxeadoras y la tercera una cinta de terror.

Asiateca.- Sus películas suelen rozar la frontera de lo políticamente correcto, rondando con la censaura. ¿Cuanto aprendió de la censura a su primera película Paanch?

Anurag – Aprendí más de Black Friday que de Paanch. Soy una persona muy política y me interesa traer según que temas a mis películas, pero en India es muy difícil. Psycho Raman la considero una película con mucha carga política, pero al hacerla en la India tienes que ir ocultando ciertos temas.

Asiateca.- Nos encanta el tratamiento que hace de la música de sus películas y siempre nos atrapa con sus increíbles títulos de crédito, en Psycho Raman sin ir más lejos. ¿Como trabaja esa parte de la producción?

Anurag – Adoro los títulos de crédito y me gusta controlar cuando entran en mi película. También me gusta mucho la música, crecí escuchando muchísima música, pero no me identifico con las películas de Bollywood en donde los actores de repente se arrancan a cantar. Me encanta la música y la cuido en mis películas pero durante años tuve problemas ya que en Europa se me considera un director indio y en India un director europeo. Me gusta descubrir siempre nuevos sonidos, generalmente a través del miembro más joven del equipo, últimamente la descubro a través de mi hija, escuchar cosas nuevas y trasladar eso a mis películas.

Trabajo la música en primer término, antes incluso que el propio guión. Ahora estoy realizando una película sobre boxeo y tengo una compositora trabajando en la música, pero hasta que no la termine no la voy a presentar ni a decir quién es porque ya me ha pasado varias veces que cuando la música esta terminada y la presento a los productores estos tiene miedo de que no vaya a vender y paran la producción. He aprendido a las malas a guardar ciertos secretos o no comentar con que músico estoy trabajando… lo cuento cuando ya es demasiado tarde para arreglarlo.

Si me llamas para pedirme algún consejo solo le diré que es lo que no tienes que hacer, nunca lo que tienes que hacer, ni yo mismo lo sé. No te sé decir con quien trabajar, pero si con quien no trabajar.

Asiateca.- ¿Que expectativas tienen para Autohead? No sabemos si se ha estrenado en India o si ha tenido buena acogida. ¿Tiene algún nuevo proyecto en mente?

Rohit – Se estrena en unos días en el Mumbai Film Festival y en cines en un par de meses. Como cineastas todos queremos que nuestras películas las vea cuanta más gente mejor, pero espero que sea un elemento nuevo en la India ya que se presenta como un documental, pero solo pasado un tiempo la gente se dará cuenta de lo que es realmente. Espero que aprecien el humor y la ironía.

Para el futuro he escrito dos guiones para dos películas diferentes, una es una cinta de terror y otra es una trama en torno a unos anarquistas que gira entre el thriller, la película de terror y el fantástico. Depende de cual consiga financiación.

Por Gloria Fernández (CineAsia) y Jorge Endrino (Asiateca).

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.