Cuando Wong Kar Wai estrenó “In the Mood for Love” los actores de los que todo el mundo hablaba fueron, lógicamente, sus estrellas protagonistas: Tony Leung y Maggie Cheung, pocos se fijaron en la anciana actriz que interpreta a la “amah”, que también había aparecido en “Days of Being Wild” de Wong interpretando a la criada de la madre adoptiva de Leslie Cheung. Esta actriz, Chin Tsi-Ang, participó en mas de 180 películas y un sinfín de producciones televisivas desde principios de la década de 1960 hasta la entrada del nuevo siglo, dando vida a pequeños papeles secundarios o de extra, generalmente de madre o abuela del protagonista, criada o ama de llaves. Era una figura muy conocida y querida en la comunidad del cine de Hong Kong, donde muchas estrellas se referían a ella como Mama Hung. Pero seguramente pocos fans del cine chino fuera de Hong Kong se dieran cuenta que esta entrañable anciana fue una de las pioneras del cine de artes marciales bajo el nombre de Qian Siying (Pronunciación de su nombre en mandarín), de hecho los historiadores la consideran la primera heroína marcial del cine chino, ya que apareció en este tipo de papeles a principios de 1925, varios años antes de estrellas de la época como Fan Xuepeng, Wu Lizhu, Xia Peizhen o Xu Qinfang. Qian Siyin también se diferencia de otras actrices de la época en que fue de las pocas que entrenaron realmente dentro del mundo de las artes marciales, de hecho desde su niñez.

Qian Siying nació en Shanghai en 1909. Poco después de su nacimiento sus padres consultaron a un adivino, una práctica común en ese entonces, advirtiéndoles este que su hija moriría pronto a menos que fuera criada como un niño, así que vistieron a la niña con ropa de chico y la animaron a comportarse como tal, aficionándose a pasatiempos más masculinos como los deportes. Era una ávida deportista, y ya a los 8 años, disfrazada de niño, fue admitida en la Asociación Masculina Chin Woo (精武体育会), donde destacó en la práctica de las artes marciales.

En 1925, cuando tenía 16 años, un viejo amigo de su padre, el empresario Zhang Puyi, visitó su casa. Zhang acababa de dar el salto a la creciente industria cinematográfica local, fundando una nueva compañía cinematográfica –Langhua Film Company– y esperaba persuadir al patriarca Qian para que invirtiera en ella. La primera película de la productora iba a ser una cinta de acción llamada “Nanhua Meng” (South China Dream), y cuando Zhang conoció a la joven y atlética hija de Qian reconoció inmediatamente su potencial. Al principio el patriarca se opuso, le interesaba invertir en el negocio pero le horrorizaba la idea de que su hija se convirtiera en actriz. Zhang lo persuadió apelando a su vieja amistad y a que seria bueno para el estudio, y para su propia inversión.

South China Dream” (posteriormente titulada “Dreams of Women”), se lanzó en dos partes y sus beneficios fueron suficientemente buenos para que Qian Siyin apareciera en otras dos películas en importantes papeles secundarios. Pero la Langhua no duró mucho: tras realizar un película fuera del género de la acción, un romance más convencional, Zhang Puyi se vino arriba y envió un equipo de rodaje al sur del país para realizar una gran epopeya histórica sobre la revolución China. No solo la película no se terminó, sino que supuso la bancarrota del estudio. No obstante, Los papeles de Qian Siying en las tres primeras películas de Langhua lanzaron lo que se convertiría en una larga carrera cinematográfica.

En 1928 ficha por la Fudan Film Company, siendo su primer papel para el estudio la protagonista femenina de “Baiyan Nüxia” (The Swallow Heroine). Tras varios papeles más para Fudan, en 1930 se une al Great Wall Studio, convirtiéndose en su trabajo más representativo la película “Jiangnan Nüxia“, dirigida por Yang Xiaozhong y co-protagonizada por Zhang Zhizhi como su malvado adversario. Qian impresionó al público, lo cual se unió al momento en que los estudios de Shanghai estaban descubriendo el potencial de exportación de sus películas a las comunidades Chinas del sudeste asiático; La creciente popularidad de Qian fuera de la propia China atrajo una corriente constante de distribuidores a Shanghai para comprar copias de películas de Qian Siying, sin importar el precio. Realizaría diversas películas más para la Great Wall hasta 1931, cuando el fervor por las películas de artes marciales entró en declive. La actriz aprovecho para cambiar su registro y adentrarse en el cine sonoro.

En 1930 grababa una película en dos partes para el Phoenix film studio dirigida por Hong Ji, hermano menor de Hong Shen, “Padre del guión chino”. El romance floreció y terminaron casándose, continuando con su carrera de actriz, con un pequeño parón para tener a sus hijos. Hong Ji no era un director importante y, a excepción de dos películas que hizo para Tianyi, el antecesor de Shanghai de los estudios Shaw Brothers, la mayor parte de su trabajo fue para estudios pequeños.

Tras varios años en estado latente, a mediados de la década de 1930 la industria del cine de Hong Kong estaba surgiendo con fuerza, y Hong Ji tuvo la oportunidad de dirigir para un nuevo estudio dedicado a películas sonoras en cantonés, creado por los hermanos Shaw como su división local. Así ficha para la Nanyang (South Seas) Film Company. Tras una última aparición de Qian en una película en Shanghai en 1935, la familia se traslada a Hong Kong. La intención original era que Qian Siying continuara su carrera como actriz, pero a medida que la familia crecía (al final 7 hijos, 5 niños y 2 niñas), Qian decidió que sus compromisos familiares requerían toda su atención. Tras realizar una película en 1937 y otra en 1941 se retira de la actuación, pero continuaría ayudando a su marido en la parte comercial del estudio. Su marido, ahora conocido como Hung Chung-ho, continuaría una exitosa carrera, dirigiendo, escribiendo y produciendo mas de 120 películas entre 1937 y 1955, muchas de ellas dentro del género de las artes marciales.

Hung Chung-ho moriría en 1962, y a pesar de que ya era una abuela viuda (que tenía más de 20 nietos y 10 bisnietos), la heroína de las artes marciales aún tenia el impulso de realizar películas. Cuando se comentaba la cuestión de su edad (por aquel entonces 53 años) tan solo sonreía y decía que quería hacer cine, que estaba dispuesta a hacer pequeños papeles o incluso de extra. Así lo hizo, realizando todo tipo de papeles de mujer madura, generalmente madre o abuela como comentábamos al principio del artículo. A pesar de todo su variedad de roles llegó a ser tal que la apodaron “la madre de las mil caras” -en otra ocasión la llamaron “diosa de la longevidad”-. Llegó a participar en más de 180 películas durante las siguientes cinco décadas, primero casi en exclusiva para la Shaw Brothers y después, a partir de 1985, para otros estudios locales como la Golden Harvest.

Recibiría el premio a toda su carrera en los Hong Kong Film Awards en 1993, continuando con su trabajo hasta su última aparición en la gran pantalla en la comedia “My Wife Is 18” de 2002, tras lo cual se retiró por su edad. Qian Siyin moriría en Octubre de 2007 a la edad de 99 años.

Mama Hung fue la matriarca de una familia muy relacionada con el cine. Ya hemos comentado como su marido Hong Ji / Hung Chung-ho era hermano menor del escritor y director pionero Hong Shen, pero otros miembros de la familia, y sus parejas, estuvieron dentro del mundo del cine, como por ejemplo Hong Shuyun (Hung Suk-wan), también hermano menor de Hong Shen y también escritor y director en Hong Kong, además de su esposa Yung Yuk-yi, una afamada estrella cantonesa. Pero todo aficionado internacional al cine de Hong Kong, no solo los locales, reconocerán el nombre de uno de sus nietos favoritos, Hung Kam-Bo (Hong Jinbao), más conocido como Sammo Hung. Mama Hung estaba muy orgullosa de su nieto no solo por su éxito internacional, sino por las dificultades que había tenido que pasar para lograrlo. Desde luego el “Fat Dragon” no es el modelo de constitución atlética, y le requirió mucho esfuerzo llegar a donde ha llegado.

Podría decirse que Mama Hung fue durante muchos años la matriarca del propio cine hongkonés, la “abuela” de varias generaciones de actores y actrices con los que apareció en la gran pantalla y que le ofrecían su cariño y respeto.

Filmografía:
(parcial de sus papeles en Shanghai)

Dreams of Women 1 y 2 (1925)
The Swallow Heroine (1928)
Attack on Golden Snake Mountain (1929)
This House is Only for Maidens, 1 y 3 (1929)
Burning of Seven Star Mansion, 1 (1929)
Three Gates Street (1929)
Judicious Monks (1930)
Burning of Seven Star Mansion, 3 y 5 (1930)
Southern Heroine (1930)
The Yangtze River (1930)
Evil on Golden Island (1930)
In Troubled Times (1930)
Hero on Horseback (1930)
New Yu Tangchun (1930)
Legend of the Golden Tower, 1 y 2 (1931)
Male and Female Swords (1931)
Red Butterfly 3 (1931)
Deep Sorrows (1933)
Two Orphan Girls (1933)
Scenes of Shanghai (1933)
Alladin (1933)
Bloody Road (1933)
Bloodstained Peach Blossom (1934)
New Road (1934)
Mr. Goodwill (1934)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.