Hoy empezamos nuestro repaso a todo lo que pudimos ver en la pasada edición del Festival Internacional de Cinema Fantàstic de Catalunya, Sitges 2013. Y lo hacemos centrándonos en la conexión chino-hongkonesa que pudimos disfrutar durante el primer fin de semana festivalero, con cosas tan variadas como terror con aire clásico, Johnnie To en facetas muy diferentes y unas dosis de acción marcial algo atípica.

Rigor Mortis

Rigor Mortis
Hong Kong, 2013.
Director: Juno Mak.
Intérpretes: Chin Siu-ho, Kara Hui, Richard Ng, Lo Hoi-Pang

Juno Mak es muy conocido en Hong Kong como estrella del pop y su relación con el mundo de la moda, pero también por sus papeles como actor, destacando sobre todo la contundente Revenge: A Love Story de la que también firmaba el guión y que pudimos ver en 2011 en Sitges. Ahora ha decidido dar el salto a la dirección produciendo esta Rigor Mortis, película muy esperada por definirse a si misma como un homenaje a la saga Mr. Vampire, muy conocida en la década de los 1980.

La premisa es simple, un actor fracasado (que tuvo sus momentos de gloria hace ya tiempo) se retira a un bloque de apartamentos abandonado de la mano de dios para vivir su retiro, o más bien para intentar suicidarse a la primera de cambio y ser testigo de la aparición de unos fantasmas, siendo rescatado por uno de los vecinos que resulta ser un cazador de vampiros. A partir de aquí no hay que buscar mucho más sentido al guión, que no es más que una escusa para explorar diferentes situaciones melodramáticas y de terror en torno a una serie de personajes que tienen cada cual sus propios traumas y obsesiones.

Esta película realiza una interesante mezcla de cine de terror con melodrama (que gira en casi todo momento al concepto de pérdida y como afecta esta a los diferentes personajes que la sufren) y dosis de acción, tirando del universo mitológico chino en torno a los vampiros (esos entrañables vampiros saltarines) y seres sobrenaturales, con un toque muy cercano al j-horror japonés que no sabremos si es debido a la moda, el gusto, al director o la presencia en la producción de Takashi Simizu. Por contra sus referencias a Mr. Vampire podían hacer pensar en un tono más cómico, pero nada más lejos de la realidad. Esta película bebe incluso de clásicos del terror y el gore, con guiños a conocidas cintas como Black Magic de Ho Meng-Hua (por la magia negra y la nigromancia por ejemplo)

Mr. Vampire está presente por concepto y reparto, ya que no solo recupera el Vampiro tradicional chino, sino que también a parte del reparto de la original, ahí tenemos a Chin Siu-ho acompañado de estrellas clásicas del cine hongkonés como Kara Hui, Richard Ng o Lo Hoi-Pang, lo cual refuerza el haló de película clásica que destila y que es uno de los puntos clave de la película, que destaca por su fuerte apartado visual, oscuro, opresivo, decadente.

Esta es una película un poco rara, que mezcla géneros en un acabado visualmente interesante pero argumentalmente dudoso, con un final francamente decepcionante (posiblemente achacable a la intervención de la censura China que es muy especial para temas sobrenaturales). Hay que verla, dejarse llevar y disfrutar lo que ofrece, sin más.

blind detective

Blind Detective
Hong Kong, 2013.
Director: Johnnie To.
Intérpretes: Andy Lau, Sammi Cheng, Guo Tao

Quizás en occidente Johnnie To es más conocido por sus serios y estilísticos thrillers criminales, y quizás eso es lo que se espera de él cada vez que se nombra policiaco, pero no olvidemos que en su país To es muy conocido por sus comedias románticas y de situación (incluso comedias excesivas mou lei tau) y este Blind Detective va por esos derroteros, con una comedia no excesivamente loca pero si que muy hongkonesa.

En este caso Andy Lau da vida a un detective que ha quedado ciego pero que sigue siendo la mejor mente deductiva de la profesión. Este detective aceptara instruir a una joven cadete, buena en armas pero poco perspicaz (interpretada por Sammi Cheng), y ayudarla a resolver un caso de desaparición de su infancia.

To recupera a la pareja de Oro de del boxoffice Andy Lau y Sammi Çcheng, que han participado en multitud de comedias románticas de gran éxito. El propio Andy Lau dijo en una entrevista de una película anterior que “Sammi y Yo debíamos ser amantes en una vida pasada”, haciendo referencia a la buena química que ambos tienen en pantalla. Hay que recalcar que Andy Lau hace un papel muy bueno en esta película, con muchos matices, no obstante se ha llevado el premio a mejor interpretación en este Sitges.

El director toma los cánones del género de investigadores, llevándolo del thriller más puro, con toques casi sobrenaturales, a la comedia de situación en ocasiones excesiva y casi ridícula. Así es gran parte de la comedia hongkonesa, en donde los excesos se dan en la temática, bailando entre extremos de comedia y drama sin muchos miramientos. Especialmente interesantes son algunos grandes momentos cómicos, como la recreación del asesinato en la morgue, o la forma en que el detective se pone en el papel de las víctimas para desentrañar los crímenes. Tampoco falta su dosis de romanticismo, como era casi de esperar.

To construye una película bien realizada y bastante entretenida, aunque floja en algunos momentos y que ganaría con un poco menos de metraje. Una película para verla con ganas de pasar un rato divertido.

drug war

Drug War
Hong Kong, 2012.
Director: Johnnie To.
Intérpretes: Sun Honglei, Louis Koo, Huang Yi.

La segunda película que Johnnie To presentaba en este festival de Sitges se aproxima mucho más que la anterior a lo que el público occidental espera de él. Es una pena que estuviera prevista la presencia del maestro en persona en el festival y al final se cayera por diferentes motivos, habría sido memorable poder charlar con él sobre estas dos película, y sobre su carrera en general, porque no… Pero volvamos al tema.

Drug War nos presenta una historia de lo más típico en donde un policía infiltrado captura a un capo de la droga y le insta a ayudarle a capturar a los grandes jefes del negocio. Sobre este esqueleto, y sin mucho más en cuanto a guión, el director nos atrapa ayudado por las grandes interpretaciones del dúo principal, Louis Koo como el capo de la mafia que hará todo lo posible para salir con vida, y Sun Honglei, como el integro policía capaz de hacer cualquier cosa por atrapar a su presa.

Esta película se aleja un poco del estilismo que normalmente nos muestra el director, aquí todo es más sucio, más directo, no existen esas cámaras lentas tan marcadas, esas escenas de conversación fraternal al más puro estilo western, ese estilismo en el montaje. Aquí vemos a un To desenfrenado, con un gran ritmo durante toda la cinta, unas escenas de acción montadas de forma sublime y contundente, una fotografía realista, sucia, decadente, un humor bastante negro en algunas escenas…

En definitiva, esta es una grandisima película de acción hongkonesa, donde con un guión quizás escaso, se monta una película que engancha y entretiene como pocas. Un pero que le pondría, y eso es cosa solamente mía y no desmerece la película para nada, es que salí del cine con una gran sensación de dejavú, de haber visto lo mismo antes y que realmente el director no había hecho nada original o realmente destacable (sobre todo en el final de la película). Me vinieron a la cabeza varios títulos con la que compararla y extraer escenas comunes y ahí siguen, dándome vueltas en la cabeza… pero bueno, eso no quita que ver Drug War sea una experiencia cinéfila muy buena.

The Wrath of Vajra

The Wrath of Vajra
China, 2013.
Director: Law Wing Choong.
Intérpretes: Xing Yu, Yoo Seung-Jin, Poppin Hyun-Joo.

Este año en Sitges pudimos disfrutar de una maratón “China” de lo más interesante, que reunió la anteriormente comentada Drug War de Johnnie To, con dos películas de artes marciales en 3D, la esperada Tai Chi Hero, de la que hablaremos después, y esta The Wrath of Vajra, película china estrenada un par de semanas antes del festival en su país y que realmente era una desconocida para los aficionados occidentales.

The Wrath of Vajra tira de la enemistad entre China y Japón para trasladarnos a los años 30 y presentarnos a una organización japonesa que captura niños para convertirlos en despiadados guerreros. En este ambiente un joven que escapó en su día de la organización, ahora adulto, deberá enfrentarse a sus antiguos hermanos. Podríamos ahondar un poco más en el guión, pero tampoco es necesario realmente ya que como suele ser habitual, todo es una mera escusa. Entre sus protagonistas destacan Xing Yu, autentico monje shaolin que ya hemos visto en producciones tan destacadas como Ip Man y Shaolin, y Yoo Sung-jun, cantante y actor surcoreano apadrinado por Jackie Chan.

Como ya decíamos lo importante en esta película es la acción, y realmente la tienes y muy buena, unas coreografías de acción frenéticas, directas y contundentes, con golpes de los que duelen casi de verdad. Todo ello se rodea de un halo de misterio y fantasía, con cierta estética Manhwa y un acabado técnico bastante notable en ambientación y desarrollo. Mención aparte al 3D que me pareció muy flojo y nada efectistas, aunque yo y el 3D jamas nos hemos llevado bien, sera mi miopía galopante o lo molesto de las gafas, que se yo…

Esta película ofrece peleas contundentes y acción cruda y directa rodeada de una estética oscura y atrayente, falla en su guión y en su desarrollo algo lento y poco afortunado.

tai-chi hero

Tai Chi Hero
China, 2012.
Director: Stephen Fung.
Intérpretes: Yuan Jayden, Angelababy, Tony Leung Ka-fai.

La última película de la maratón que antes os mencionaba era esta Tai Chi Hero, segunda parte de la supuesta trilogía de Stephen Fung (digo supuesta porque tampoco hay ninguna información de que se esté rodando la tercera parte) que en su china natal se estrenó tan solo con un mes de diferencia con la anterior para continuar directamente la historia de aquella.

Si recordáis en Tai Chi Zero Lu Chan termina enfrentándose a la maquina de guerra que pretendía exterminar el poblado de la familia Chen. Tras derrotarla Yuniang, la hermosa hija del gran maestro Chen, se compromete a casarse con Lu Chan e introducirlo así en la familia para que pueda aprender artes marciales y controlar su poder. Como es normal todo se complicará cuando una serie de personajes quieran destruir a Chen a toda cosa.

En esta segunda parte se le da más importancia al propio guión, al desarrollo de la historia, que a toda la pomposidad de los artificios visuales que tanto nos deslumbraban en la primera parte por su originalidad y espectacularidad. Aquí la mezcla de elementos visuales con acción más típica persiste, ahí tenemos la inserción de bocadillos y escenas manga entre los personajes, sobre todo en los títulos de crédito, los gráficos de estilo videojuego en los combates y el efectivo 3D que está bastante bien llevado. Si a esto le sumamos una banda sonora variada y muy atrevida en algunos momentos y la persistencia de esa ambientación steampunk, el conjunto mantiene el tipo. Pero todo esto dejando mucho más espacio al avance de la historia, que sin ser compleja esconde algunos puntos interesantes que nos hacen quedarnos con ganas de saber como será el futuro de los diferentes personajes.

El problema real es seguir la estela de su primera parte. El poder de la innovación y la novedad de la apuesta visual se pierde en esta película, rebajando el impacto del conjunto bastantes enteros con respecto a su predecesora. Toma el interés un guión algo más trabajado y unas coreografías de acción que a mi me gustaron bastante más. Una película entretenida y visual, que ganaría si se ve del tirón con su predecesora como un todo.

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.