Nota: Esta es una reescritura y completa actualización del artículo original escrito en Marzo de 2006.

Definiendo el Género

El término Chambara se utiliza para definir el cine de espadachines que se ambienta en diversas épocas de la historia local japonesa. Este término procede de la onomatopeya que produce una katana al chocar contra otra y al cortar la carne del adversario, definiéndose esto como chanchan barabara y generando así esta palabra.

917film_zatoichi.jpg Samurai2_4.jpeg

Desde los inicios de Japón en el mundo del cine se ha utilizado la época imperial y feudal y sus personajes como ambientación para sus películas, surgiendo así el denominado jidai-geki, o cine histórico japones. A raíz de estos dramas históricos se crea el conocido como ken-geki, o cine de espadas, que centra su arte en la figura de los Samurais y en el movimiento y la acción con espadas que no poseen los jidai-geki. La cultura popular japonesa acabaría por utilizar el término Chambara para referirse a este ken-geki y así ha llegado hasta nuestro días.

Como ya hemos comentado el Chambara se centra en las aventuras de los Bushi (término acuñado por el Shogun Tokugawa en el siglo XVII), mas conocidos en occidente como Samurais. Guerreros con un férreo sentido del honor y el deber, regidos por el regio código de conducta del Bushido, o Camino del Guerrero, que deben cumplir o morir mediante Suppuku (también llamada Harakiri, suicidio ritual del samurai deshonrado) para salvaguardar su honor. También se engloban dentro del género las películas que narran las desventuras de los Ronins (errantes), Samurais sin clan ni amos, despreciados por otros Bushi, viviendo en la pobreza y que generalmente se han convertido en mercenarios, alejándose en muchas ocasiones del código del honor.

kill.jpg

Orígenes del Chambara

En occidente, el teatro fue el antepasado del cine mudo, ese fue también el caso en Japón. Autores como Shôjiro Sawada dieron al teatro unos combates entre espadachines mas acompasados y realistas que las piezas clásicas del Kabuki (teatro tradicional japones), volviéndose rápidamente muy populares entre el público.

Las primeras cintas de luchas con espadas provienen de los años 20. Generalmente había un único combate y el público esperaba con impaciencia el enfrentamiento entre los antagonistas en el Dai-Ketto (El Gran Duelo).

A principios de esta década sería el realizador Kanamori Bansho el que revolucionaría el género, inspirado en el cine americano y las obras de Sawada, dándole a los combates un enorme dinamismo usando magistralmente el movimiento de cámara y el montaje. Esta técnica también sería usada por otros directores contemporáneos como Buntaro Futagawa, del que cabría destacar la cinta “Orochi” (1925), protagonizada por Tsumasaburo Bando.

Directores como Daisuke Ito con “A Diary of Chuji’s Travels” (1927) o Masahiro Makino con “Takadanobaba Duel” (1937) y actores como el nombrado Tsumasaburo Bando o Denjiro Okochi, del que podríamos destacar sus interpretaciones como el héroe Tange Sazen a principios de los 30, ayudaron al encumbramiento del género, pero otros directores de la talla de Tomu Uchida, Hiroshi Inagaki o Shozo Makino (considerado el padre del cine japones) también realizarían muchos y buenos Chambaras.

Con el estallido de la guerra en 1935 todo cambiaría en el Japón. La censura llegaría al cine y las historias dramáticas y los decadentes Ronins desaparecen de escena para dejar paso a los héroes salvadores, modelos a seguir en estos tiempos difíciles.

Las aventuras noveladas de Miyamoto Musashi, por Eiji Yoshikawa, aparecieron en el diario Asahi Shimbun entre 1935 y 1939. En 1940 se produciría la primera adaptación al cine de la obra de Yoshikawa de la mano de Hiroshi Inagaki, protagonizada por el conocido Chiezo Kataoka. Cuatro años mas tarde Kenji Mizoguchi realizaría su versión, esta vez protagonizada por Chojuro Kawarasa.

Una época dorada…

Al final de la guerra y durante la ocupación americana todas las películas de época fueron prohibidas ya que, según los americanos, favorecían valores feudalistas inadecuados. En 1952 se produjo la retirada americana y la industria se reactivó, resurgiendo el Chambara con mas fuerza que nunca en una época dorada que llegaría hasta los años 70. Para muchos el despegue del género se produjo con la tremenda epopeya de “Los 7 Samurais” (Akira Kurosawa, 1954).

Los realizadores que estaban en la palestra antes de la guerra volvieron a producir, así tenemos la realización de remakes de antiguas películas como “Chushingura” (Hiroshi Inagaki, 1962) o “Tange Sazen” (1953, Masahiro Makino), protagonizada de nuevo por Denjiro Okochi. También se produce el regreso del mítico Miyamoto Musashi en cintas como la trilogía de Hiroshi Inagaki (1954-1955), protagonizada por Toshiro Mifune, o la serie de 5 películas de Tomu Uchida (1961-1965), protagonizadas por Kinnosuke Nakamura. La primera cinta de la trilogía de Inagaki impacto tremendamente en occidente, llegando a ganar el Oscar a mejor película extranjera.

Muchos nombres, tanto de actores como de directores, se pueden destacar en estas décadas de relevancia del Chambara. Actores como Raizo Ichikawa (protagonista de las series “Kyoshiro Nemuri”, 1962-1969), Kinnosuke Yorozuya, Chiezo Kataoka, Kazuo Hasegawa, Toshiro Mifune o Tatsuya Nakadai y directores como Kihachi Okamoto (“Samurai Assassin” (1965), “Sword of Doom” (1966) o “Kill” (1968)), Hideo Gosha (“Three Outlaw Samurai” (1964) o “Tenchu” (1969)) y Masaki Kobayashi (“Seppuku”, (1962) o “Samurai Rebellion” (1967)) destacaron dentro del género. Aunque el que quizás es mas emblemático en occidente es sin duda alguna Akira Kurosawa, quien con obras como “La Fortaleza Escondida” (1958), “Yojimbo” (1961) o “Sanjuro” (1962) nos dio momentos memorables, como el mítico duelo entre Toshiro Mifune y Tatsuya Nakadai al final de ”Sanjuro”.

zatoichicontreyoji7.jpg

También hay que nombrar a 2 personajes destacados dentro de estas películas, ya he
mos hablado de Musashi así que lo obviaremos. El primero de ellos es Itto Ogami, encarnado por Tomisaburo Wakayama en la saga de 6 cintas de “Lone Wolf and Cub” (1972-1974) y basado en un prolífico manga de Koike Kazuo y Koseki Kojima. El segundo es el famoso masajista y espadachín ciego Zatoichi, quien fue interpretado con mayor éxito por Shintaro Katsu en unas 25 películas entre 1962 y 1973 y una vigésimo sexta en 1989, además de la serie de televisión.

Hacia mediados de los 70 el Chambara dejó de interesar tan intensamente como antes, y el declive general de la industria cinematográfica nipona hizo que la producción decayera.

¿El resurgir de la Espada?

En nuestros días han habido intentos de Chambaras con diferentes resultados. Directores como Hiroyuki Nakano (“Samurai Fiction”, 1998), Ryuhei Kitamura (con sus intentos de mezclar el estilo samurai con lo futurista y lo fantástico) o Shinsuke Sato (“Princes Blade” 2001, intento de reedición del clásico “Lady Snowblood” (1973)) lo han intentado, aunque quizás el éxito mas destacado lo haya tenido la nueva versión de “Zatoizhi” (2003) de la mano de Takeshi Kitano, dando una visión muy personal del espadachín ciego.

Donde el concepto, a veces desvirtuado a veces mas fidedigno, del Samurai y el Chambara ha estado mas presente en estos últimos tiempos es en el mundo de la animación y el manga. Ya hemos comentado el manga clásico de “Lone Wolf and Cub” y desde series como la clásica “Rurouni Kenshin” hasta la moderna revisión en clave futurista de “Los 7 Samurais” que se hace en la serie “Samurai Seven” o la última excentricidad a ritmo de Hip Hop de “Afro Samurai“, el anime esta lleno de exponentes de este tipo de personajes.

5 Respuestas

  1. Jorge Endrino
    Alikuekano

    Excelente Toshiro, has creado un listado con muy muy buenas películas que nadie que quiera adentrarse ne este género debería perderse.

    Responder
  2. Kenji Misumi

    […] su estilo cinematográfico. Kenji se especializó en el jidai-geki – dramas históricos – y el Chanbara, géneros cinematográficos muy relacionados con su nativo Kyoto. Sus películas se caracterizan […]

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.