Akira Ifukube nació el 31 de mayo de 1914 en Kushiro, en la isla japonesa de Hokkaido, siendo el tercer hijo de un sacerdote Shintoista. Gran parte de su niñez la paso en zonas con una mezcla entre población japonesa y Ainu (grupo étnico autóctono de Hokkaido), simpatizando su padre con estos, cosa que en aquel tiempo no se solía hacer. Ifukube tuvo una fuerte influencia de ambas culturas musicales y la afición Ainu por la improvisación le alejarían en cierto modo de los regios metodos tradicionales de composición. Akira estudió el violín y shamisen y descubriría la música clásica cuando asistía a la secundaria en Sapporo. La “leyenda” cuenta que se decidió a ser compositor cuando, a los 14 años de edad, escucho “Rite of Spring” de Stravinsky, aunque lo que si es cierto es que el siempre ha citado a Manuel de Falla como su mayor influencia.

Ifukube estudió Ciencias Forestales en la universidad de Hokkaido y componía en su tiempo libre, figurando entre una línea de compositores japoneses autodidactas como Toru Takemitsu o Takashi Yoshimatsu. Su primera pieza sería el solo de piano “Bon Odori Suite”, y su despegue se produciría en 1935 con su primera pieza orquestal “Japanese Rhapsody”, con la que ganó una competición internacional de jóvenes compositores promovida por Alexander Tcherepnin. El año siguiente estudió composición moderna occidental mientras Tcherepnin visitaba japón, y en 1938 su “Piano Suite” obtuvo una mención especial en el festival I.C.S.M. de Venecia. Al final de los años 30 su música, en especial “Japanese Rhapsody”, sonó por Europa en muchas ocasiones.

Al terminar la Universidad trabajo como Administrador Forestal y durante la Guerra lo haría para las fuerzas armadas en su rama profesional de agente forestal y componiendo algunas marcha e himnos militares. Durante este periodo Ifukube fue contaminado por un tipo de radiación, por trabajar sin protección adecuada, y sería hospitalizado durante un tiempo, tras esto abandona su trabajo y se centra en la composición. Entre 1946 y 1953 enseño en la Escuela de Artes de la Universidad de Nihon, durante este período además compondría sus primeras bandas sonoras para cine en “To the End of the Silver Mountains” (1947) y “Invitation to Happiness” (1947). Durante toda su vida pondría música a mas de 275 películas, series y programas de televisión, pero su creación mas famosa es sin duda debida a su asociación con el director Ishiro Honda, el productor Tomiyuki Tanaka y el director de efectos especiales Eiji Tsubaraya, de la que surgiría el saurio gigante Godzilla (1954). Ifukube es el creador de rugido de Godzilla y de la banda sonora de la película, también de parte de los efectos de sonido restantes relacionados con este y otros monstruos de la Toho.

Akira compondría la banda sonora de 12 de las cintas de Godzilla entre 1954 y 1995, además de convertirse en cierto modo en abanderado de la ciencia ficción, al musicalizar la mayoría de obras de este tipo que realizó la Toho durante mas de 30 años. Podemos escuchar su música en obras fantásticas como “Rodan, The Flying Monster’’ (1956), “The Mysterians’’ (1957), “Varan, The Unbelievable’’ (1958), “Battle In Outer Space’’ (1959), “Atragon’’ (1963), “Little Prince And Eight Headed Dragon’’ (1963), “Dogora, The Space Monster’’ (1964), “Frankenstein Meets The Giant Devil Fish’’ (1965), “Frankenstein’s Monsters Sanda Vs. Gailah’’ (1966), la trilogia de “Daimajin’’ (1966), “King Kong Escapes’’ (1967), “Latitude Zero’’ (1969) o “Yog, Monster From Space’’ (1970). Pero no solo trabajó en fantástico, sino también en chambaras del calibre de “The Tale Of Zatoichi’’ (1962), la mayoría de los jidai-geki de Hiroshi Inagaki para la Toho y un sinfín de cintas mas.

A pesar de su gran éxito económico como compositor cinematográfico, el gran amor de Ifukube había sido siempre la composición clásica. En 1974 volvió a la enseñanza en la Escuela de Música de Tokio, convirtiéndose en presidente de la institución el año siguiente. En 1984 la Toho crea “Godzilla Fantasia”, mezclando escenas de todas las cintas del saurio gigante con musica orquestal del propio Ifukube, a modo de película musical. En 1987 “se retiró” para ser presidente del departamento de música étnica del colegio, aunque seguiría colaborando en la saga de Godzilla hasta 1995 con la cinta “Godzilla vs Destroyer”, la que sería también su ultima composición para cine. El gobierno Japones le premió con la “orden de la cultura” y la “orden de los tesoros sagrados”.

Akira Ifukube moría el 8 de febrero de 2006 en el Hospital de Meguro-Ku en Tokio, debido a un cáncer, a los 91 años de edad. Quedará como uno de los mas grandes compositores cinematográficos de Japón y como uno de los propulsores principales del Kaiju Eiga y la Ciencia Ficción japonesa. El propio Tomoyuki Tanaka llego a decir que Ifukube fue el que mejor había comprendido a Godzilla después de él, y eso no es poca cosa.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.