Cuando uno investiga la historia de una cinematografía, sobre todo en sus primeras épocas, es común encontrar trágicas historias relacionadas con sus estrellas, actrices cuya vida es destruida por los hombres que deberían cuidar de ellas. Este es el caso de Xia Peizhen, la actriz que destacó como una de las protagonistas de la magna obra “Burning of the Red Lotus Temple”, la única que participó en sus 19 partes. Su historia es particularmente trágica ya que la fuerza destructiva en la vida de esta talentosa joven fue el único hombre que debía protegerla, su tutor legal.

Xia Peizhen nació en 1908 en una familia terriblemente pobre de Nanjing. Ambos padres eran jornaleros sin educación que apenas podían sobrevivir y cuando la joven tenía 13 años decidieron enviarla a Shanghai para ser adoptada y criada por un tío, Xia Tianren -un destacado actor escénico-, ante la imposibilidad de mantenerla. Este la introdujo en el mundo de la actuación, y en 1927 ingresó en el estudio Mingxing con un contrato temporal. En aquellos años trabajó para varios estudios de Shanghai, obteniendo papeles de importancia creciente, lo que llevó a Mingxing a volver a contratarla de manera definitiva.

Burning of the Red Lotus Temple” no fue la primera película de artes marciales realizada en China, de hecho el género es tan antiguo como el propio cine, pero si que fue la que convirtió el gusto por este tipo de películas en casi una obsesión a finales de la década de 1920. Adaptación de la novela serializada “The Tale of the Extraordinary Swordsman”, introduce todas las técnicas y clichés a los que nos hemos acostumbrado dentro del Wuxia fantástico, sobre todo las técnicas de cableado, toda una revolución en la industria de la época.

Por su papel en “Burning of the Red Lotus Temple”, Xia Peizhen se convirtió en una de las heroínas más populares del cine de artes marciales de la época, con una popularidad general y salario que estaba al mismo nivel de las grandes estrellas femeninas del estudio, Hu Die y Xuan Jinglin. Su salario, 800 dólares de plata al mes, se había convertido en la principal fuente de ingresos para su padre adoptivo, y cuando Mingxing rechazó un nuevo aumento este amenazó con trasladarla a otro estudio.

Cuando la censura y el gusto cambiante de la audiencia hicieron que las películas de corte marcial más fantástico perdieran interés, Mingxing cambió su política y comenzó a hacer películas literarias y obras más dramáticas. Xia Peizhen apareció con Hu Die en películas sonoras tan tempranas como “Genü Hongmudan” (Songstress Red Peony) y “Tixiao Yiyuan” (Between Tears and Laughter). Sus interpretaciones fueron bien recibidas por el público, lo que llevó a Mingxing a convertirla en la principal protagonista de varias de sus películas más populares a mediados de la década de 1930.

Desafortunadamente, su padre adoptivo Xia Tianren temía que su creciente popularidad pudiera llevarla a un matrimonio que la alejaría de su control, por lo que la obligó a consumir opio. Esta sucia jugada funcionó demasiado bien: se volvió profundamente adicta, hasta el punto de pasar días enteros en la cama. Su fuerza y facultades disminuyeron a medida que crecía su adicción y, finalmente, se lesionó gravemente en una caída de un edificio mientras filmaba una escena, dejándole un constante dolor que solo empeoró su adicción. Aunque participó en algunos papeles más después de eso, su carrera había terminado.

Xia Peizhen desapareció de la opinión pública hasta principios de la década de 1950, poco después del establecimiento de la República Popular, cuando fue encontrada en Wuhan. El nuevo gobierno la colocó con un puesto administrativo en un estudio de cine (aunque tuvo un pequeño papel en una producción de 1960) y a veces la mostraba como un ejemplo de cómo fueron tratadas las actrices en la vieja sociedad. Xia Peizhen murió el 5 de abril de 1975, en su epitafio se puede leer “Ella dio su vida a la industria del cine chino”.

Filmografía (parcial):

The Cave of the Silken Web (1927)
Dream of the Red Chamber (1928)
The Burning of Red Lotus Temple (1928-1930)
Papa Loves Mama (1929)
Tears and Flowers (1929)
Hall of the Broken Zither (1930)
Such Paradise I (1931)
Such Paradise II (1931)
Songstress Red Peony (1931)
Between Tears and Laughter (1932)
Wild Torrent (1933)
Crazy Class (1933)
Exhibition (1934)
A Bible for Girls (1934)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.