Llegamos a nuestro tercer día en el Sitges Film Festival 2015… digo bien, tercer día, ya que el segundo día directamente no vimos ninguna película. Nos despertamos tarde después de la maratón del viernes y tras comer vinieron unos amigos y pasamos todo el día con ellos, eso y la imposibilidad de conseguir entradas para varias películas que queríamos ver durante la noche -Sitges estaba a tope y la Zombie Walk lo llenó todo- hicieron el resto.

Pero el Domingo día 11 nos resarcimos de esta sequía fílmica entrevistando de buena mañana al actor hongkonés Simon Yam, uno de esos rostros que definen una cinematografía, que representa todo un tipo de cine -en este caso los thrillers policiacos por encima de otros géneros-. No me considero muy idólatra, me hace muchísima ilusión haber entrevistado a figuras de la talla de Takashi Miike, Ryoo Seung-wan o Ching Siu-tung, pero tampoco es que me vuelva loco persiguiendo a famosos para conseguir un autógrafo, de echo no tengo ningún autógrafo de la gente a la que he entrevistado, hasta ahora… pero es que este es el maldito Simon Yam, prácticamente me he criado -cinematográficamente hablando- viéndolo en películas de John Woo o Ringo Lam, en agresivas locuras CATIII como “Dr. Lamb” o “Run and Kill”, en estilizados policiacos de Johnnie To. Además es un tipo cercano, amable, agradable, apasionado, es alguien que conoce su papel en la historia reciente del cine hongkonés pero que a la vez es humilde y trabajador. Vamos yo estaba tan nervioso como una colegiala pero fue un placer inmenso el rato que pasamos charlando.

Poco después de la entrevista que le hicimos se le concedía a Yam la María Honorífica por su carrera como actor y se presentaba el drama de acción “SPL 2”, donde el actor tiene un papel secundario pero destacado, en el Auditori. Mientras nosotros, por cuestiones de agenda, decidíamos estrenar la sala Tramuntana para ver la primera de las dos películas de Sion Sono que teníamos programadas para este día, “Love and Peace”.

Love and Peace

Love and Peace
Japón, Sion Sono, 2015
Intérpretes: Hiroki Hasegawa, Kumiko Aso

Seamos sinceros, Sion Sono no es alguien asequible para el gran público, es un tipo que empezó en el cine experimental y que nunca ha dejado de buscar lenguajes y formatos diferentes. Cualquiera no sería capaz de realizar el musical hiphop que es Tokyo Tribe por poner un ejemplo cercano. Partiendo de esta base le director japonés intenta construir aquí una especie de fabula, de cuento de hadas cuasi navideño pero a su propio estilo.

La cosa empieza con el joven oficinista Ryoichi. Pusilanime y excluido, todos se ríen de él, hasta los tertulianos de la televisión que ve por las noches. En secreto sueña con ser estrella de rock y compone canciones que nadie escucha porque el mismo no se las muestra a nadie. Un día encuentra a la que se convertirá en su mejor amiga, una pequeña tortuga -pero avancemos un poco más-. Este hombre deposita sus sueños y deseos en la tortuga, fantaseando con que ella será su talismán para conseguir el éxito. Pero cuando sus compañeros de oficina descubran la tortuga los insultos y el menosprecio le harán tirarla por el retrete, para su propio arrepentimiento. Y en este punto descubriremos quien es el verdadero protagonista de la película, ya que seguiremos las aventuras de Pikadon -la tortuga- por las cloacas hasta llegar a una especie de refugio donde un vagabundo borrachín y con afán de padre rescata los juguetes y animales que han sido abandonados y desechados y les da un hogar, incluso les infunde vida.

Podríamos seguir contando más pero, como suele ser normal en Sono, las palabras no hacen justicia a las propias imágenes y hay que verla para creerla, para sentirla. Este cuento se desarrolla un poco a dos bandas, por una parte veremos la vida de este grupo de juguetes y mascotas desechados pro sus dueños, sus anhelos y miserias, por otro a Ryoichi y como la influencia de Pikadon lo hacen ir cumpliendo con sus sueños. Pero como se dice en la película, los sueños siempre crecen de forma desmesura. Esta película podrá verse como un cuento sobre la amistad, una crítica al consumismo, al valor que le damos a las cosas que poseemos y las propias personas que nos rodean, hasta donde somos capaces de llegar para conseguir el éxito. A su vez podemos tomárnosla a broma, como un cuento paródico, una fábula navideña. Ambas son visiones válidas y aceptables, yo solo se que me divertí mucho viéndola.

tag

TAG
Japón, Sion Sono, 2015
Intérpretes: Reina Triendl, Mariko Shinoda, Erina Mano, Yuki Sakurai

La segunda película del día de Sion Sono sería algo mucho más duro que “Love And Peace”. Si en aquella muchos momentos de supuesta autoparodia podían verse realmente como toques surrealistas dentro de la propia historia hilvanada por el director, aquí directamente la frase estrella, que se repite varias veces en la cinta, es “la vida es surrealista, no dejes que te atrape”.

TAG comienza de una forma increíble y memorable. Dos autobuses de una escursión escolar viajan por la carretera con sus divertidos colegiales dentro. En un momento una joven se agacha a recoger su lápiz y al levantarse el viento a arrancado la parte de arriba del autobús, y la de todos sus compañeros. Ante esta masacre la chica intenta huir peor le viento la persigue asesinando a todo lo que se cruza en su camino. Pero en su huida la joven llega a su colegio y se reencuentra con sus compañeras que hace poco habían muerto… ¿Ha sido todo una horrible pesadilla?

Surreal es la palabra que mejor define esta abrumadora obra de Sono, arrolladora por su comienzo, abrumadora por su final, quizás demasiado cargado de conceptos metafísicos y algo precipitado. En su parte central veremos una autentica carrera, literalmente, de varias jóvenes, porque no solo una de ellas es la protagonista, que luchan contra algo, contra los cliches, los convencionalismos sociales, lo que se espera de ellas. Esta película realmente esconde eso, es a la vez una critica y una parodia del papel de la mujer no solo en la cultura pop japonesa, sino también en la propia sociedad. Pero no solo del papel que el hombre ha dado a la mujer, sino, y casi más importante, del que la propia mujer se da a si misma -no obstante casi todos los personajes que aparecen en la película, tanto protagonistas como extras, son mujeres-. Una chica ha de ser una joven modelo en sus estudios, ha de casarse cuando le toca y no puede hacer según que cosas, las propias mujeres se imponen estos cliches y Sono ahonda sobre esto. Es cierto que lo hace con una coherencia menor y un ritmo más irregular que en otras obras, pero a mi me gusto bastante en su propia rareza.

FantAsia

Tras el término de esta película decidimos dejarnos el resto de la tarde libre ya que nuestros amigos de Cineasia presentaban en la carpa FNAC sus últimas colaboraciones, una gran oportunidad de acompañarlos y así descubrir detalles de las mismas.

Para empezar se presentaba el libro “FantAsia”, una colección de relatos de diverso género, desde ciencia ficción hasta policiaco, ambientados en diferentes países de Asia y en diferentes épocas históricas. Su relación con el cine y la literatura asiática es innegable y en la presentación se nos desgranó un poco la sinopsis de cada relato y como habían surgido las diferentes ideas. Este libro, coordinado por Cineasia y editado por la pequeña y joven editorial Edicions Xandri, esta compuesto por relatos de Enrique Garcelán, Oriol Estrada, Eduard Terrades Vicens, Mike Hostench y JR Armadàs. Además, y por segundo año consecutivo, Cineasia colabora con el estudio de diseño Suxinsu para crear una edición exclusiva de camisetas con temática cinéfila, este año combinando la icónica explosión del anime Akira con la imagen de las olimpiadas de Tokyo 1964 pero con la fecha de las próximas olimpiadas a celebrar en la capital nipona en 2020. A mi me gusta mucho como ha quedado. Por último la gran novedad presentada para este otoño es la colaboración permanente entre Cineasia y Phenomena para proyectar grandes clásicos de cine asiático dentro de la programación de este conocido cine barcelonés. El estreno de esta colaboración sera el miércoles 18 de noviembre con la película “Oldboy”, ¡¡¡a ver quien se la pierde!!!.

Pero nosotros debemos seguir hablando de cine, y en lo asiático nos esperaba un plato fuerte por la noche en el Auditorí, la maratón compuesta por las dos partes de la adaptación live action del manga “Attack on Titan”, menudo panorama.

attack on titan

Ataque a los Titanes (Partes 1 y 2)
Japón, Shinji Higuchi, 2015
Intérpretes: Haruma Miura, Kiko Mizuhara, Kanata Hongō, Mariko Shinoda

¿Quien no conoce el maga o el anime de Ataque a los Titanes?, una de las franquicias de más éxito de los último años en el mundillo, y no sin razón. No he leído el manga pero el anime es rápido, adrenalínico, deja poco descanso y esta plenamente cargado de acción, sangre y titanes. Además deja entrever una historia detrás, un misterio interesante que estamos esperando que se desarrolle en la segunda temporada de la serie de animación. Esta adaptación me ilusionaba y aterrorizaba a partes iguales, porque algo que crea tanta fama es muy fácil que no satisfaga las expectativas… y eso es en parte lo que sucedió.

Si alguien no sabe aún de que va el tema pongámonos en esta situación. La humanidad está casi extinta, recluida en un área rodeada de varias murallas gigantescas que los protegen en su interior. ¿De que los protegen? De unas criaturas gigantes llamadas titanes que parece que lo único para lo que viven es para saciar su hambre de comer humanos. La cosa empieza cuando aparece un titan gigantesco y abre un boquete en la muralla, dejando entrar a sus compañeros más pequeños.

Quizás lo que más haga adolecer esta adaptación sea el agravio comparativo con el manga original, ya que aquí no solo se toman licencias, sino que cambian tantas cosas que parece que estas viendo algo que nunca has visto. Hay titanes si, pero la ambientación cambia por completo -en el manga algo cuasi medieval, aquí post-apocalíptico-. Desconcierta mucho cuando al hacer una incursión las tropas utilizan camiones blindados en vez de caballos y carros como en el original, y eso cambia la sensación general del conjunto. Luego los personajes también son diferentes, se dejan algunos (muchos) fuera y otros tienen roles distintos. Esto no sería un problema si se explicaran las motivaciones de cada uno, pero eso se hace poco y mal… vamos que juegan a cambiar casi todo, pero a la vez casi no presentan a según que personajes porque se supone que ya los conoces, un juego a dos bandas que no funciona demasiado bien. Los efectos digitales me parecen correctos, y el primer ataque me gustó, si bien al llegar a la segunda película la cosa es tan diferente (se inventan directamente un final ya que la serie aun no tiene uno), que no engancha, todo es muy artificioso, vacío… con poco sentimiento.

El resultado general no es malo, y sino conoces la obra original incluso mejora la cosa, pero para un aficionado entre cambios y más cambios, aparte del irregular desarrollo y lo ajustado del guión general, la adaptación no funciona.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.