HarakiriEl más renombrado superviviente de Sekigahara fue Miyamoto Musashi, que renunció a todos sus juramentos de lealtad para crearse una reputación y fortuna a base exclusivamente de su destreza con la espada y su astucia. El ejemplo que estableció, obteniendo notoriedad y riqueza a través de una serie de duelos implacables con maestros de la espada, unido a la existencia de una economía nacional en la que se dedicaban fortunas a hacer la guerra pero se toleraban las frecuentes hambrunas, y en la que se intentaba inculcar el concepto de un privilegio de casta en la mente de los «desposeídos» desangrados por la guerra, inspiraron a numerosos ronin (espadachines sin señor) y samuráis de bajo rango a imitar la actitud mercenaria de Musashi.

Se cree también que Musashi fue el primer hombre de «dos espadas», que combatía con dos sables desenvainados y empuñados simultáneamente. El régimen Tokugawa ordenó que sólo los samuráis pudieran ser literalmente hombres de «dos espadas», prohibiendo que los hombres de clases inferiores llevasen más de un arma, y tan sólo de un tamaño limitado. Tal vez la más sorprendente prerrogativa de los samuráis en esa época fue el kirisutogomen. Bajo esta sanción, el espadachín tenía derecho a matar al instante y sin aviso a cualquier persona de baja casta que considerase que le había insultado: un derecho que, no hace falta decirlo, le distanciaba aún más de los que estaban por debajo de él en el sistema de castas de la sociedad japonesa.

Lo único que se interponía entre el samurái y el ejercicio indiscriminado de su poder eran dos cultos: el bushido o la «vía del guerrero» y el kendo o «vía de la espada». Aunque en tiempos recientes se ha escrito mucho en torno al bushido, este código ético japonés, como el concepto occidental del comportamiento caballeroso, era en esencia una ley común (common law).

En el periodo feudal, el bushido era una ley no escrita pero muy específica; intangible, pero siempre presente en la mente. Estructurado de este modo y reforzado por un orden de clases que elevaba a los samuráis a una cuasi-aristocracia, el bushido también puede compararse a la noción occidental del noblesse oblige. De hecho, en lo que se refiere a la rectitud moral, no hay nada de misterioso o único (en el sentido de ser desconocido en la historia occidental) en ninguno de los aspectos del bushido; y son esos aspectos que han resistido la codificación los que no forman parte de códigos legales formales en Oriente más de lo que lo hacen en Occidente.

Para un yojimbo o guardaespaldas de origen humilde como Izo Okada, en Tenchu (Hito-kiri, 1969), de Hideo Gosha, ser el propietario de una auténtica Masamune, una de las mejores y más famosas espadas largas en la historia de Japón, es fuente de la máxima autoestima. Las razones de su orgullo no son sólo la mera excelencia de la pericia artesanal que intervino en la creación de la espada (una de las ironías más sutiles de la película es que, en el curso de un asesinato, la Masamune de Okada desaparece robada), sino el complejo de tradiciones que confluyen para adherir el epíteto «alma del samurái» a la espada.

sword of the beast

Para Okada, que es de origen humilde, el dominio y maestría de la espada representa poder y oportunidades de progreso; el renombre particular de su espada añade un nivel de prestigio del que él carece como persona, por más diestro que sea. Todo eso combinado le da literalmente un sentido a su existencia. Pero tanto Okada, el personaje ficticio, como Miyamoto Musashi, personaje histórico, progresan socialmente sin desafiar ni subvertir el sistema: al contrario, persiguen y adquieren los objetos y destrezas que la sociedad valora más. La cuestión de por qué la espada y, lo que es más significativo, por qué la maestría con la espada son tan valoradas por la cultura, es más compleja. Tan sólo se venera la espada; tan sólo el espadachín inspira esa peculiar combinación de miedo y adulación, tanto en la leyenda como en la realidad.

En el gran silogismo de la vida del samurái, el bushido gobierna su comportamiento y el gobierno manda sobre su espada; puesto que la última era expresión de él (el samurái), también tenía que expresar los principios de la caballería. No es ninguna exageración el que los servidores del clan en Hara-kiri (Seppuku, 1962), de Masaki Kobayashi, se horroricen al enterarse de que un ronin ha empeñado sus espadas para mantener a su hambrienta familia. Cuando cambia hojas de acero por otras de bambú, reduce su propia persona de forma análoga. Para ellos, el verdadero samurái sólo es tan resistente y sólido como lo sea su hoja: él es una espada. Al venderla, no sólo pierde su honor, sino su propio ser.

Lee la siguiente entrega —>

Ronin
Antiguos samuráis venidos a menos económica o políticamente

Rebeldes desencantados

Título: Goyokin
Título V.O: Goyokin
Director: Hideo Gosha
Año/País: 1969 / Japón

Título: Blood End
Título V.O: Tengu-to
Director: Satsuo Yamamoto
Año/País: 1969 / Japón

Título: Harakiri
Título V.O: Sepukku
Director: Masaki Kobayashi
Año/País: 1962 / Japón

Hombres traicionados por sus clanes o por sus cómplices

Título: Tange Sazen: El Secreto de la Urna
Título V.O: Tange Sazen: Hien Iaigiri
Director: Hideo Gosha
Año/País: 1966 / Japón

Título: Tange Sazen: The one eyed swordsman
Título V.O: Tange Sazen: zankoku no kawa
Director: Seiichiro Uchikawa
Año/País: 1963 / Japón

Título: Sword of the Beast
Título V.O: Kedamono no Ken
Director: Hideo Gosha
Año/País: 1965 / Japón

Título: Samurai Assassin
Título V.O: Samurai
Director: Kihachi Okamoto
Año/País: 1965 / Japón

Allzine +

Título: Tange Sazen: The Secret of the Golden Spell
Título V.O: Tange Sazen
Director: Matsuda Sadatsugu
Año/País: 1958 / Japón

Título: Tange Sazen: The Mysterious Sword
Título V.O: Tange Sazen: yoto nuretsubame
Director: Sadatsugu Matsuda
Año/País: 1960 / Japón

Título: The Betrayal
Título V.O: Daisatsujin Orochi
Director: Tokuzo Tanaka
Año/País: 1966 / Japón

Los idealistas / Los leales

Título: The seven samurai / Los siete samurais
Título V.O: Shichinin no Samurai
Director: Akira Kurosawa
Año/País: 1954 / Japón

Título: The Hidden Fortress
Título V.O: Kakushi-toride no san-akunin
Director: Akira Kurosawa
Año/País: 1958 / Japón

Título: The Men who Thread on the Tiger’s Tail / Los hombres que caminan sobre la cola del tigre
Título V.O: Tora no O wo Fumu Otokotachi
Director: Akira Kurosawa
Año/País: 1945 / Japón

Allzine +

Título: A Bloody Spear on Mount Fuji
Título V.O: Chiyari Fuji
Director: Tomu Uchida
Año/País: 1955 / Japón

Los que se consagran al kataka-uchi (“vendetta”)
por el asesinato de sus señores o camaradas del clan

Título: Samurai Vendetta
Título V.O: Hakuoki
Director: Kazuo Mori
Año/País: 1959 / Japón

Título: Revenge
Título V.O: Adauchi
Director: Tadashi Imai
Año/País: 1965 / Japón

Título: Sword of the Beast
Título V.O: Kedamono no Ken
Director: Hideo Gosha
Año/País: 1965 / Japón

Título: 47 Ronin
Título V.O: Chushingura
Director: Hiroshi Inagaki
Año/País: 1962 / Japón

Título: The Loyal 47 Ronin
Título V.O: Chushingura
Director: Kunio Watanabe
Año/País: 1958 / Japón

Título: Trail of Blood
Título V.O: Kiba wa Hiki Saita
Director: Kazuo Ikehiro
Año/País: 1972 / Japón

Allzine +

Título: Ako Roshi
Título V.O: Ako Roshi
Director: Matsuda Sadatsugu
Año/País: 1961 / Japón

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.