Sexta entrega de nuestro repaso por el cine asiático visto en el Festival Internacional de Cine Fantástico de Cataluña, SITGES 2010. Ya casi hemos terminado las ecciones oficiales, nos fataría alguna película y algunas cositas vistas en el Brigadoon. Hoy encabeza nuestra lista la brutal I Saw The Devil, seguida de lo (pen)último de Tsui Hark Detective Dee. Además de esto tendremos The Storm Warriors, Raavan y Slice. Disfrutadlo.

I Saw the Devil

Corea Del Sur. 2010
Director: Kim Jee-woon
Interpretes: Lee Byung-hun, Choi Min-sik, Jeon Guk-hwan, Cheon Ho-jin, Oh San-ha
Duración: 143 min

Kim Jee-woon llegaba a Sitges, después de haber pasado por San Sebastian, para recibir el premio Maquina del Tiempo por su cinematografía, no obstante es un director que ha ganado ya premios en este festival y este año llegaba con una película que ha creado una buena polémica en su corea natal pro la violencia explicita que muestra, debiendo ser remontada para poder estrenarla en su país. Nosotros pudimos ver al versión integra, cosa de agradecer.

I Saw The Devil vuelve sobre ese ya casi subgénero relacionado con las venganzas, pero esta vez lo hace de una manera sádica y calculada, la venganza como acto de tortura continuada y no como explosión visceral de sentimientos y locura por la perdida. La premisa ya es conocida, un asesino en serie sádico y metódico mata a una mujer que resulta ser la esposa de un agente especial, para colmo la mujer estaba embarazada y al conocer la noticia este policía se enfrascará en la persecución del asesino y en hacerle sufrir todo lo que él está sufriendo.

La cinta se convierte en un duelo entre 2 hombres. En la parte del asesino un Choi Min-sik como nunca, alejado por propia voluntad del cine como medida reivindicativa sobre las cuotas cinematográficas en su país vuelve con fuerza a este papel. En el otro lado un infalible Lee Byung-hun, quien ya protagonizara otras películas del director como la excepcional A Bittersweet Life. Un duelo interpretativo que deja lo mejor del film, el ver a estos 2 hombres luchando entre si, un asesino que es así por es así, sádico y asesino, un policía que se ha convertido en esto por el dolor y la venganza, pero que es capaz de ser mas retorcido aún que el asesino.

El director sabe darle el ritmo, la estética y el interés a la película para que no aburra durante sus casi 2 horas y media de duración, si bien se podía haber ahorrado algún metraje en puntos un poco flacos del guión. Por otra parte la violencia explicita y las mutilaciones y torturas son el punto más polémico de la misma, para unos, quizás el público más asiduo a este tipo de festivales, ese punto de sangre y violencia le dan un toque más de calidad y atractivo, para otros todo eso es excesivo y sobrado, un artificio que oculta el dramatismo de la cinta en un charco de Sangre.

En fin, a mi me parece una grandisima película, uno de los grandes trabajos del director  y en el grupo de las mejores películas que se pudieron ver en el festival. Impactante y no apta para todos los públicos, todo sea dicho.

Detective Dee and The Mystery of Phantom Flame

China. 2010
Director: Tsui Hark
Interpretes: Andy Lau, Carina Lau, Li Bingbing, Tony Leung Ka-fai, Deng Chao
Duración: 122 min

Decir Tsui Hark es nombrar a un realizador y productor que ha revolucionado los cimientos mismos del cine Hongkones desde lso años 80, reinventando y revitalizando una industria a base de revisiones de los géneros y películas más populares de esta cinematografía asiática, desde el Wuxia fantástico a la Acción hongkonesa. Pero nombrar a Hark también tiene sus puntos negativos y que es ha tenido sus momentos bajos en este nuevo siglo, no terminando de encontrar su lugar, al menos entre el público fuera de su país.

En esta ocasión Tsui Hark realiza una especia de wuxia fantástico detectivesco, basado en personajes históricos reales pero con poco mas de cine histórico, en el que mezcla además una multitud de géneros al más puro estilo hongkones, un poco de cada cosa y mucho de acción marcial, fantasía y efectos visuales. La historia se basa en Di Rengie un detective imperial ahora encarcelado por su pasado revolucionario. Ante unos casos de combustión espontánea que ponen en peligro la conclusión de una gran estatua para la coronación de la emperatriz es llamado de nuevo a la corte para investigar. Andy Lau toma la batuta de protagonista, acompañado de rostros tan reconocibles en el cine hongkones como Carina Lau, Tony Leung Kar Fai, Li Bing Bing o Deng Chao,

Entre el thriller, con poca intriga desde luego, y la acción marcial se desarrolla una historia con toques de Sherlock Holmes a nivel de investigación y en la que están presentes los momentos de terror, el romance, la crítica política, en definitiva un poco de todo que hace de la película un caos de acontecimientos, con un desarrollo a veces precipitado a veces lento, irregular, pero que a pesar de ello nos hará pasar un buen rato por su acción marcial y su aspecto visual.

Punto y aparte fue la desastrosa sesión que sin duda no le hizo justicia a la película. Los subtítulos en castellano no solo estaban desincronizados de una manera bestial y aleatoria, sino que además muchas veces decían cosas que nada tenían que ver con la película. Para colmo los subtítulos en ingles incrustados en imagen también eran de los más inconexos, con cosas rarísimas y no muy bien traducidos. Debo intentar verla de nuevo en mejores condiciones.

Como nota hacer mención a esos ridículos momentos al inicio de la película, en que una especie de embajador romano llega a China y es utilizado durante la presentación de la cinta. Este embajador, al menos en esta copia que vimos, hablaba en castellano, con un doblaje de los mas ridículo, uno de los peores dobladores jamas vistos, al menos nos reímos jajaja.

Slice

Tailandia. 2009
Director: Kongkiat Komesiri
Interpretes: Chatchai Plengpanich, Arak Amornsupastri, Sontaya Chitmanee, Jessica Pasaphan
Durada: 101 min

Dirigida por el tailandés Kongkiat Khomsiri, quien quizás algunos conozcáis por la segunda parte de la saga Art of the Devil, y guionizada por él mismo y el conocido Wisit Sasanatieng, Silce es una película que engaña un poco, y que gira del aparente Thriller sangriento al drama personal de una manera no muy acertada. Pero veamos de que va la película.

Tai es un sicario que trabaja para la policía haciendo el trabajo sucio, él ama a su esposa Noi por encima de todo y estaría dispuesto a cualquier cosa por ayudarla y protegerla. Mientras está en la carcel una serie de asesinatos denominados de la maleta roja se suceden y Chin, policía sin escrúpulos y jefe de Tai, le encomienda encontrar al principal sospechoso, un antiguo amigo suyo.

Este argumento no es realmente nada nuevo, pero la forma de afrontarlo si que podía haber sido un acierto de haber estado bien desarrollada. La película empieza con un asesino en serie de lo más sanguinario, dentro de un ambiente decadente y oscuro se nos presentan unas muertes a cual más escabrosa, con imágenes directas y destinadas al impacto. Tai está en la cárcel y allí también el ambiente es de lo más podrido y bajo. Esta primera parte está muy bien llevada y crea una atmósfera muy buena, atmósfera que aún manteniendo cierta decadencia se va impregnando de drama personal, donde el pasado, la investigación de Tai, toma el papel protagonista en un desarrollo lento, repetitivo, que al principio puede resultar interesante pero luego se alarga y no engancha, cargándose poco a poco de una crítica social y un punto de vista moral que pretende acercarnos al drama del asesino, a porque es como es.

La película pasa de un inicio tremendo a un aparte central baja, aderezada con algún toque si, con una fotografía y ambientación excelente, pero lenta y floja. Ya hacia el final los 2 ambientes se unen y el ritmo vuelve, pero entonces el final se precipita, nos deja sorpresas inesperadas y mucha sangre, pero el conjunto queda colgado.

The Storm Warriors

Hong Kong. 2009
Directores: Pang Brothers
Interpretes: Aaron Kwok, Ekin Cheng, Simon Yam, Nicholas Tse, Charlene Choi
Duración: 110 min

Los hermanos Pang dejan a un lado su vena de cine de terror y misterio para adentrarse en una cinta de acción y fantasía que es, tan solo en nombre, la segunda parte de la conocida y exitosa The Storm Riders, dirigida en 1998 por Andrew Lau y que adapta un manga de Ma Wing Shing que forma parte ya de la imaginería popular hongkonesa, no obstante han habido otras adaptaciones y series de televisión en torno a él.

En esta ocasión Lord Impio pretende conquistar China y para ello se ha ayudado de todo tipo de artimañas para controlar al Emperador y envenenar a los grandes maestros de artes marciales, entre ellos SinNombre y Nube, que ha sido capturado intentando salvar a la joven Chor Chor. Con la ayuda de Viento conseguirán escapar de su cautiverio pero SinNombre esta herido y deciden recurrir a Lord Infame en busca de ayuda, el cual les ofrecerá un camino para ganar poder rápidamente, el mal.

Viento y Nube son interpretados por Aaron Kowk y Eking Chen, quienes ya lo hicieran en la original de 1998 y hasta aquí los parecidos con la original ya que no continua ni argumental ni esteticismo aquella. El malvado de turno, que en 1998 fuera encarnado por Sonny Chiba, corre a cargo de Simon Yam y podremos disfrutar de la presencia de rostros como Lam Suet, Nicolas Tse,  Charlene Choi o Kenny Ho.

Esta película es lo que es, una producción de acción y artes marciales, y en este caso los Pang se dejan de tonterías para ir directamente al grano en este sentido. El simple guión no deja cabida a presentaciones de personajes ni trasfondo alguno, la cosa comienza y termina llena de acción, aunque con ciertos intermedios dedicados a dar algo de carga dramática al asunto, cosa que quizás hace del ritmo general un poco lento para lo que sería deseable. Estéticamente la película es muy destacable, con un estilo entre manga en imágenes y una influencia más que destacable de la película “300”, ambiente oscuro, cámaras lentas en los combates, efectos sonoros y mucho, muchísimo ordenador para escenarios y ambientaciones.

Una buena opción para quien busca acción y una estética manga.

Raavan

Índia. 2010
Director: Mani Ratnam
Interpretes: Abhishek Bachchan, Aishwarya Rai Bachchan, Vikram, Govinda
Duración: 136 min

La única cinta de la india presente en sección oficial venía con las buenisimas referencias de un director de prestigio como es Mani Ratnam, además de un elenco bastante interesante, encabezado por Abhishek Bachchan y la preciosa Aishwarya Rai. Además parecía ser un thriller sobre venganzas que aunque tuviera el estilo indio podría haber dado mucho de sí, pero al final poco dio realmente.

Beera es una especie de Robin Hood, ladrón y maleante pero fiel a su gente y que los pobres ven como un rebelde del poder establecido. Beera raptará a la mujer del jefe de policía local debido a que este le acusa de la muerte de su hermana, un hombre que comenzará una caza en toda regla contra el malhechor.

En este ambiente se monta una película que no es típicamente de la india y a la vez si que es muy de aquel pais. No es típicamente india por la temática, por la falta de números musicales y por ciertas partes de la misma, peor a la vez es india en la mezcla de estilos, el el romance incipiente. Su desarrollo es lento e irregular, con un Beera más loco que cuerdo, con una sobreactuación extrema, que he de decir que yo disfrute, de Abhishek Bachchan, con dejes y cambios de rumbo, un maleante que realmente está perdido. ‘Chiyaan’ Vikram da vida al policía, serio, implacable, que parece que más que por su mujer lucha por la venganza de haber sido ultrajado con su secuestro, dejando a ella en un segundo plano. Y luego está Aishwarya Rai, la cual no necesita hacer nada para encandilarnos jajaja.

Como ya he dicho un desarrollo irregular, lleno de cámaras lentas, poses, cliches y sobreactuación. Con poco numero musical pero adecuado, una cinta floja y bueno, entretenida si uno se deja llevar y va con buen talante, pero floja. La cosa es que cuando se acerca el final la película adquiere un cariz de acción brutal, llegando a un final memorable. Acordaos de la escena del puente, impresionante. Aún así el conjunto es flojete y no es un exponente adecuado de cine de la india para quien quiera adentrarse en él.

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.