Ram Gopal Varma nació es Hyderabad, capital del estado de Andhra Pradesh, en 1962. Desde muy joven su pasión por el séptimo arte lo hacia ser asiduo de las salas de cine. Se graduó en la Escuela de Ingeniería V.R.Siddhartha en Vijayawada y abrió un vídeoclub, donde seguiría forjando su cultura cinematográfica. Al contrario que muchos de los directores y actores indios Varma no tuvo unos inicios fáciles, su familia no estaba del todo contenta con esta afición casi enfermiza con el cine y no tuvo demasiados apoyos por su parte.

Ram Gopal empezó su carrera en la industria de cine Telugu (la proveniente de la zona de Andhra Pradesh) como asistente de director en cintas como “Raogarillu” y “Collectorgari Abbai”. Pronto se haría un hueco importante en el cine Telugu con su primera cinta como director y guionista, “Shiva” (1989), un estilizado y violento drama sobre el crimen en el contexto de un colegio. Con tan solo 27 años de edad, una corta carrera y no mucha experiencia, fue capaz de convencer a la joven estrella Nagarjuna para interpretar el papel protagonista. A Nagarjuna le gustó la narración y la energía mostrada en la cinta por Varma, y produjo la película él mismo. “Shiva” se convirtió en una película de referencia para la industria Telugu y más tarde el propio Varma la volvería a rehacer en hindi (el famoso Bollywood) en el año 2006, pero no conseguiría el mismo éxito comercial que él original.

Su siguiente película “Kshana Kshanam” (1991), protagonizada por Venkatesh y Sridevi, sería otro nuevo éxito para el joven Varma. Sus siguientes películas no alcanzarían la repercusión de sus primeros trabajos. La cinta de terror “Raat” (1992), con Revathi en el papel protagonista, o el drama criminal “Antam” (1992), de nuevo con la presencia de Nagarjuna y Urmila Matondkar, son claros ejemplos. Tras algunas decepciones y una controvertida censura de algunas de las escenas de su cinta “Govinda Govinda” (1993), Ram Gopal rodaría “Gaayam” (1993), con los desconocidos Jagapati Babu y Urmila Matondkar y guionizada por el director tamil Mani Ratnam, que ofrecía un guión basado en “el Padrino” de Coppola (uno de los grandes iconos del cine para Varma). Esta cinta volvería a ponerlo en la cima.

En estos años también se decide a crear la Varma Corporation Limited, y empieza su labor de productor dentro de la industria Telugu en cintas como “Money, Money Money”, “Gulabi” y “Anaganaga Oka Roju”.

En 1995, Ram Gopal realiza la cinta “Rangeela”, grabada en Hindi y protagonizada por las estrellas Jackie Shroff y Aamir Khan. Esta cinta supondría uno de sus mayores éxitos de la época. En estos años la mayoría de la producción de Varma estaba destinada la público Telugu, este éxito producido en Hindi le abría a un público mucho mas numeroso y le acercaba poco a poco a la poderosa industria de Mumbai. La banda sonora de la película esta realizada por el compositor tamil A.R. Rahman, que ganaría un premio por la misma.

El año decisivo de la carrera de Varma sería el 1998, cuando se estrenó su cinta “Satya”, un violento y realista drama sobre el crimen en los bajos fondos de Mumbai, que reintentaría el genero “negro” en la industria India. Revisión de su anterior “Antam”, el film llevó una gran labor de investigación y fue grabada con un bajísimo presupuesto y actores relativamente desconocidos. “Satya” arrasaría en los premios de la crítica de los FilmFare de 1999 y se hizo un punto decisivo en la carrera de Varma, quedando asociado definitivamente con los “Mumbai Noirs”.

Ese mismo año Varma y su buen amigo Shekhar Kapoor deciden crear una Productora llamada India Talkies. Su primera aventura fue la ambiciosa producción de drama terrorista “Dil Se” (Mani Ratnam, 1998), con Shahrukh Khan, Manisha Koirala y Preity Zinta. El film tuvo resultados desastrosos en taquilla y provocó tremendas perdidas, por lo que la India Talkies se disolvió y Varma volvió a centrarse en su propia productora.

Sus siguientes películas serían bastante exitosas. El drama romántico “Mast” (Ram Gopal Varma, 1998) premiaría la genial interpretación de Aftab Shivdasani, y la cinta “School” (E. Nivas, 1999), de la que era productor y que contaba la vida de un honesto policía en la zona rural de Bihar, sería todo un éxito comercial y premiaría también a sus dos protagonistas, Manoj Bajpai y Sayaji Shinde.

Varma volvería a la dirección con su genial obra criminal “Company” (2002), situada de nuevo en los bajos fondos de Mumbai y basada en la vida real de Dawood Ibrahim y su “familia”. La cinta fue alabada igualmente por crítica y público y ganó premios a la mejor edición, mejor historia y a las interpretaciones de Ajay Devgan, Vivek Oberoi y Manisha Koirala.

Entre sus últimas películas podemos encontrar remakes Hindis de sus propias cintas como “Bhoot” (2003) o “Shiva” (2006) o películas reconocidas como “Sarkar” (2005), cinta protagonizada por Amitabh y Abhishek Bachchan (Padre e Hijo), y que según Varma esta a medio camino entre “el Padrino” y la vida real del político Bal Thackeray, con una interpretación excelente de ambos Bachchan. De esta misma cinta se esta preparando una segunda parte, “Sarkar 2“, para 2007/2008.

En un momento donde el cine ofrecía principalmente cintas de acción y glamurosas historias de amor, Ram Gopal Varma ofreció películas profundas y realistas. Conocido por prescindir de los números musicales tan característicos del cine de Bollywood, su cine trata principalmente de lo contemporáneo y lo urbano, generalmente centrado en la ciudad de Mumbai. Uno de los grandes precursores, sino creadores, del conocido como “Mumbai Noir”, Varma supo traer la profundidad psicológica y el virtuosismo cinematográfico a las películas indias de género.

7 Respuestas

  1. Ajay Devgan

    […] iniciado el nuevo milenio colaboraría en varios films del conocido director de cine negro Ram Gopal Varma, tales como “Bhoot” (2003) o “Company” (2002). Por su participación en esta última […]

    Responder
  2. Nana Patekar

    […] de los bajos fondos en “Ab Tak Chappan” (2005), cinta dirigida por Shimit Amin y producida por Ram Gopal Varma, y su multi-premiada interpretación del villano Tabrez Alam en la película de Prakash Jha […]

    Responder
  3. Jose

    “Conocido por prescindir de los números musicales tan característicos del cine de Bollywood”.

    Las dos peliculas que vi suyas (“Satya” y “company”) tienen numeros musicales. Eso sí, están mas armonizadas con el resto del conjunto argumental de la pelicula que en la mayoría de peliculas rodadas en Mumbai.

    Responder
  4. Jorge Endrino
    Alikuekano

    Bueno esa frase no quiere decir que no los haya, aunque en varias películas suyas no los hay, pero va un poco en la línea de lo que comentas, no son mnumeros musicales al uso dentro del cine de la India.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.