Choi Min-Sik nace en 1962 en Seul, Corea del sur. Se graduó en el departamento de teatro de la Universidad de Dongkuk y comenzó una carrera teatral que le hizo adquirir cierto renombre en el mundillo.

En 1989 salta a la gran pantalla en un papel en la primera película del director Park Chong-won, “Kuro Arirang”, que cuenta la historia de una obreras explotadas por su jefe y las autoridades locales, película muy controvertida y con mas de 20 escenas recortadas por la censura. Choi aparecía en tan solo 20 minutos de la cinta interpretando al capataz de las muchachas. Park Chong-won volvería ha confiar en él para la cinta de “Our Twisted Hero” (1992), inspirada en la novela homónima de Yi Munyol, uno de los escritores coreanos mas reconocidos, y que es una denuncia a la hipocresía del sistema educativo coreano de en los 60. Esta producción le daría su primer gran éxito en taquilla, 2 premios a su interpretación como actor secundario en el Asia-Pacific Film Festival y reconocimiento en otros festivales de todo el mundo (Montreal, Hawai, San Diego…)

Después de este primer éxito continuaría su carrera teatral durante la primera mitad de los 90, y participaría diversas series televisivas, de la que cabria destacar “Moon Over Seoul” (1994), junto al debutante Han Suk-kyu. Con este actor protagonizaría la cinta “Nº 3” (Song Neung-han, 1997), interpretando a un investigador policial; Este papel significaría su vuelta definitiva a la gran pantalla.

Su siguiente película, la comedia negra “The Quiet Family” (Kim Ji-woon, 1998), sería todo un éxito y en 1999 se produciría su despegue definitivo con la película de acción “Shiri” (Kang Je-gyu), en la que interpretaba a un terrorista soldado norcoreano, compartiendo cartel con Han Suk-kyu y Song Kang-ho (con el que ya había trabajado en “The Quiet Family”). Esta cinta le valió un Grand Bell Award por su interpretación. Durante ese mismo año seguiría compaginando sus papeles en el teatro con el cine, participando en la cinta “Happy End” (Ji Woo-chung, 1999).

Su carrera cinematográfica continuaría en ascenso continuo. En 2001 trabajaría con la actriz Cecilia Cheung en el melodrama “Failan” (Song Hae-sung) y un año después interpretaría al pintor coreano Jang Seung-up en la cinta “Chihwaseon” (Im Kwon-taek), película que arrasaría ese año en el festival de Cannes. Dos años después interpretaría a Oh dae-su, un hombre que es secuestrado y retenido sin razón aparente entrando entonces en una vorágine de violencia y venganza, en la cinta “Oldboy” (Park Chan Wook, 2003). Esta cinta significa el encumbramiento internacional definitivo para Choi, ganando por su interpretación numerosos premios y siendo la película uno de los mayores éxitos en festivales de los últimos tiempos. Con Park Chan Wook también trabaja en su última cinta hasta la fecha “Sympathy for Lady Vengeance” (2005).

Durante el 2006 Choi ha estado muy implicado en los movimientos contra la reducción de cuota de pantalla que esta llevando a cabo el gobierno coreano, siendo cabeza visible en manifestaciones y en la protesta que se realizó en el festival de Cannes de este año.

Choi Min Sik, junto con Song Kang-ho y Sol Kyung-gu, es considerado de los mejores actores existentes en corea tanto por presencia como por talento, y eso no es poca cosa dada su no muy prolífica filmografía.

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.