Llegamos a nuestro último día en el Festival Nits de Cinema Oriental, un momento agridulce en el que se unen los buenos momentos vividos durante estos días y el hecho de que ya se terminan y pronto regresaremos a la normalidad, a la rutina del trabajo diario.

Este domingo comenzaba con una sesión infantil protagonizada por la película más exitosa de los últimos tiempos en su Japón natal, con el permiso de Your Name de Makoto Shinkai. En este Rincón del Mundo narra la vida de Suzu, una joven dibujante se muda a Kure, cerca de Hiroshima, después de recibir una propuesta de matrimonio del oficial de la marina Shusaku, durante los convulsos tiempos de la II Guerra Mundial. Tenía muchas ganas de ver en pantalla grande la película que ha ganado prácticamente todos los premios que podía ganar en Japón, y de la que dicen es una de las grandes obras maestras de la animación actual. Pero acostarnos muy tarde tiene eso, que luego no puedes levantarte a la sesión de la mañana.

Lo que si hicimos fue asociarnos con nuestros compañeros de CineAsia para realizar una entrevista a los invitados de la película documental The Posterist, tanto a su director Hui See-Wai, hijo del conocido comediante Michael Hui, como a su protagonistas, el maestro dibujante Yuen Tai Yung. Pasamos un rato muy ameno charlando sobre como se gestó el proyecto del documental y los recovecos de la vida del maestro cartelista. Esta entrevista me hizo imposible llegar a la sesión Tokusatsu que se celebraba en el Vigatá y en donde se proyectaba Ninja Special Agent Justy Wind, precedida por un cortometraje sorpresa que descubrimos fue el primer capítulo de una serie de televisión para niñas titulada Idol x Warrior Miracle Tunes, la cual esta dirigida por Takashi Miike. Seguro que fue una sesión muy divertida.

Tras el descanso de medio día nos esperaban las dos últimas películas del festival. La primera de ellas era la chino-taiwanesa One Night Only, debut en la dirección del actor Matt Wu. En ella conoceremos a Gao Ye –Aaron Kwok-, hombre con poca fortuna que acaba de salir de la cárcel tras perder su dinero y familia a causa del juego. Durante una noche se le acercará una joven prostituta –Yang Zishan– y acabaran unidos contra las circunstancias que les persiguen. One Night Only es la historia de dos personajes descarriados, que terminan juntos en una especie de búsqueda personal del autoconocimiento y la redención. Una historia que podría haber sido el típico drama romántico pero que esconde bastante más, tanto en su oscura ambientación como en sus escenas de acción y giros de guión, que nos llevarán por esa única noche junto a sus protagonistas. Merece la pena.

La película elegida para cerrar el Festival tras la entrega de premios fue Extraordinary Mission, ultima producción del director Infernal Affairs u Overhead, Alan Mak, al que se le une el debutante Anthony Pun. Aquí volvemos sobre los policías infiltrados, en este caso en una organización de tráfico de drogas del Triangulo Dorado. Por contra de lo que pudiera parecer en los trailers, esta no es una película de acción descontrolada, sino que tiene detrás un guión más o menos trabajado que se va desarrollando conforme avanza la película, dejando la acción para momentos puntuales y para el tramo final de la misma, en donde la cosa si que se viene arriba -y de que forma-. La cinta cumple con creces su cometido, a pesar de volver siempre a lo mismo con el tema de los policías infiltrados y un momento valle en la mitad de la cinta donde se hace un poco cuesta arriba, pero las escenas de acción y la maestría en la dirección y coreografías la hacen muy entretenida.

Y con esto nos despedimos de Vic, esperando poder volver pronto y recomendando a todos los que tengáis la oportunidad de asistir al festival que lo hagáis. Merece mucho la pena y no todo es Sitges.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.