QUIERO SER COMO BRUCE LEE

Cuando nos pusimos a pensar en un ciclo hongkonés, las opciones eran múltiples y completamente diferentes, producto de la riqueza de una cinematografía que ha recorrido multitud de caminos, algunos previsibles, otros completamente suicidas, y que fue capaz de colocar a un pequeño (no) país en el corazón de muchos aficionados y abrirse un lugar entre las cinematografías del mundo más relevantes…

Su monstruosa variedad era el primer reto… Cómo sorprender o cómo atraer a la gente hacia un cine lleno de estereotipos y rumores, aplastado por sus propios éxitos y por la enormidad de alguna de sus figuras… Bien, pensamos que una buena manera era ir al corazón de estos estereotipos, y que en esta primera aproximación (de muchas más que vendrán) debíamos afrontar directamente aquello que pensamos que todo el mundo conocería, en el convencimiento de que después de todo, sólo lo conocemos unos pocos afortunados, y que queríamos trasmitir, si acaso mínimamente, una parte de la felicidad (sí, felicidad), que el cine hongkonés nos transmitió en tantos momentos de nuestra relación (desmedida y fatal) con él.

Así, hemos construido un ciclo a la sombra de un mito, Bruce Lee, que pretende revelar pistas, descubrir monstruos, sonreír frente a algunas perversidades, montar un cine de barrio (sin folclóricas… a la manera francesa, con aquellas sesiones dobles y triples, o aquellas otras en la calle… un cine popular que no renuncia a ser grande a su manera y con sus métodos), un cine de verano.

Poneos cómodos, porque en un momento las luces se apagarán y de la oscuridad empezarán a brotar Bruce Lee’s auténticos e imitaciones, cómicos inmensos, escenas de acción que cortan la respiración, enormes cuerpos de misteriosa ligereza, coreografías maravillosas, terribles venganzas,… en fin, la vida… la vida como sólo en Hong Kong la supieron entender…

Dedicamos este ciclo a Luzu, que seguro que no tardará en volver a estar con nosotros, por encima de calamidades y compañías telefónicas De acuerdo ;) . Gracias a Mëry-san por los banners y lo que no son los banners, a Arfonso por su ayuda y la introducción al alocado mundo de los clones de Bruce Lee (la introducción y alguna próxima sorpresa), a Alikuekano por lo que vendrá y por haber estado ahí, a Luzu por sus lanzamientos, a Maedhros por esa traducción y a todos los que habéis traducido y/o posiblitado que todas estas películas estén a nuestro alcance.

Ah, y aquí no se acaba la cosa. En las próximas horas, días, semanas, muchas más sorpresas relacionadas con el ciclo…

2 Respuestas

  1. Ernesto

    Es exelente la idea, de interpretar a uno de los mas miticos maestros de artes marciales, sin dudas Bruces estara siempre en las memoria de todos, y nos seguira deleitando con sus peliculas, pero lo mas importante es que sus seguidores como yo siempre viviremos rindiendo tributo a un titan de titanes.

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.