THE TEAHOUSE · · · Seguimos con el juego 2×2 que nos hemos montado y ahora le toca el turno a The teahouse y… otra que no es The teahouse 😛 .La casa de té acaba de abrir y está dirigada por el hermano mayor Cheng, que tiene un sentido muy personal de la justicia que pasa porque la imparte él y sus empleados… Y diréis que como puede ser un justiciero el propietario de una casa de té… Bueno las casas de té en Hong Kong deben ser algo diferente, como muy bien mostró John Woo en Hard boiled. En este caso, resulta ser un microcosmos que recoge los problemas de la sociedad con la delincuencia (poco menos que los atrae) y sirve como reflexión sin límites sobre cuales son los verdaderos problemas: los delincuentes juveniles que no pueden ir a la cárcel por culpa de la edad y que siempre se le echa la culpa a la sociedad, las triadas malas (tambien las hay buenas, también), los especuladores,… De todo ello y de una cierta pasión por la pena de muerte van dando cuentas las distintas historias que forman la película y que además cuentan con las coreografías de un tipo que se haría especialmente famoso: Tony Ching Siu-Tung. Además, nos podemos entretener buscando en la película a Bruce Li o Danny Lee.

Pues eso, una especie de poliziesco italiano a la hongkonesa, por momentos…

 

Título: The teahouse
Título V.O: Cheng ji cha lou
Director: Gwai Chi-Hung
Año/País: 1974 / Hong Kong
Duración: 96 minutos
Género: Acción, Triadas, Artes marciales, Drama
Reparto: Chen Kuan-Tai, Karen Yip Leng-Chi, Lau Ng-Kei, Tung Lam, Yeung Chi-Hing

 

BIG BROTHER CHENG · · · Completando el 2×2 de esta semana tenemos Big Brother Cheng, continuación de The teahouse, nos devuelve a Chen Kuan-Tai en el papel del dueño de una casa de té que es algo más que una casa de té, y que a través de sus trabajadores, cuenta un poco el día a día de la sociedad hongkonesa enfrentada al crimen y la delincuencia más descarnada. Bajo el lema de “la ley soy yo”, el gran hermano Cheng se dedica a administrar justicia con métodos expeditivos, métodos que tampoco dudan en aplicar sobre él mismo sus eternos enemigos… Así, entre crítica a la justicia, inoperancia de la policía y métodos caseros, la película nos hace pasar un rato entretenido (a ratos un poco abochornados), con un final alucinante por dos veces y por distintos motivos…

Mención especial merecen el director y el protagonista de la película… Gwai Chi-Hung (el director) es uno de los directores más interesantes de la Shaw Brothers abismal de los setenta, periodo en el que dirige algunas de las películas más a seguir dentro del ese “camino al noir” (algunas de las entregas más interesantes de The criminals o The delinquent), hasta que decide pasarse al género de terror con obras tan conocidas como Hex y derivados, Corpse mania o The boxer’s omen. Chen Kuan-Tai (el protagonista), por su parte, es uno de los últimos grandes actores de la Shaw, además de ser uno de los pocos maestros de artes marciales verdaderos con los que contó la productora hongkonesa. Su carrera fructuó desde unos comienzos de secundario hasta el protagonismo, que le llega con el personaje del gran hermano Cheng, momento a partir del cual le llegan cosas más interesantes, entre ellas Challenge of the Masters y Executioners from Shaolin, con Lau Kar-Leung.

Motivos más que suficientes para ver este curioso díptico de delincuencia callejera y justicia popular…

 

Título: Big brother Cheng
Título V.O: Daai Goh Shing
Director: Gwai Chi-Hung
Año/País: 1975 / Hong Kong
Duración: 107 minutos
Género: Acción, Drama, Triadas
Reparto: Chen Kuan-Tai, Karen Yip Leng-Chi, Tung Lam, Wai Wang, Chung Chaan-Chi

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.