Tercera entrega de nuestro repaso asiático al Festival Internacional de Cinema Fantastic de Catalunya, Cinema Sitges 2012, Hoy empezamos con una nueva película de Takashi Miike, “Ace Attorney”, y continuamos por el cine made in China/Hong Kong con “Flying Swords of Dragon Gate”, “The Viral Factor” y “The Four”, para terminar con la agradable comedia japonesa “Robo-G”.

Ace Attorney

Japón, 2012
Director: Takashi Miike
Intérpretes: Hiroki Narimiya, Takumi Saitoh, Mirei Kitirani, Akiyoshi Nakao
Duración: 135 min.

La segunda película de Takashi Miike en este festival de Sitges es una adaptación del videojuego homónimo de Nintendo DS lanzado en Japón en 2005. Continua el tono de comedia que ya pudimos ver en “For Love’s Sake” pero esta vez lo lleva al ambiente de investigación criminal que nos presenta el videojuego.

Ace Attorney es básicamente una saga en la que encarnamos a un abogado defensor que debe afrontar una serie de casos criminales. En este caso encarnaremos al joven Phoenix Wright, un abogado recién licenciado que deberá enfrentarse a una serie de retos. El videojuego constaba de 2 partes en cada caso; la primera la investigación que llevaba a cabo el abogado y sus ayudantes con la intención de recabar pruebas, y la segunda el propio juicio, donde había que ir presentando las pruebas propias y rebatiendo las pruebas del fiscal (al grito de ¡¡¡Protesto!!!) para ganar el caso ante un juez más bien pintoresco.

Todo esto que he comentado hasta ahora sobre los videojuegos es perfectamente aplicable a la película, porque si hay algo que Takashi Miike nos ha demostrado (por ejemplo el pasado año con “Ninja Kids”) es que cuando hace una adaptación quiere hacerla bien, y en este caso hasta los más mínimos detalles del videojuego están presentes. Los peinados y caracterización de los personajes es simplemente genial, idéntica al videojuego, además detalles como la musiquita y los gráficos que aparecen al ganar un caso están fielmente representados, con el tono humorístico general que pretende conseguir el director. El guión se basa en el primer videojuego de la saga y los casos y su desarrollo son prácticamente lo mismo que en dicho juego, así que no creo que haya mucho que decir si lo habéis jugado, aunque es cierto que se centra mucho más en algunos de los cortes. Como siempre se toman licencias cinematográficas y Miike mete algunas cositas de las suyas de por medio, pero en general la tónica es la misma.

El apartado interpretativo es más que correcto y realmente sostiene parte de la película el hecho de ver la gran caracterización realizada. Creo sinceramente que hay que destacar el gran papel que hacen tanto Hiroki Narimiya (Phoenix Wright) como Takumi Saito (Miles Edgeworth), sin olvidar a Mirei Kiritani (Maya Fey), que al menos por mi parte con verla tengo suficiente xD.

En definitiva, esta es una película muy divertida y con la que se pasa un gran rato en el cine. Aunque haber jugado al videojuego no es imprescindible para disfrutarla, si lo habéis echo la película está a otro nivel, ya que podréis apreciar mucho más el esfuerzo de adaptación que ha realizado Miike.

Flying Swords of Dragon Gate 3D

China, 2011
Director: Tsui Hark
Intérpretes: Jet Li, Zhu Xun, Chen Kun, Kwei Lun Mei
Duración: 125 min.

Tsui Hark es uno de esos nombres que todo aficionado al cine chino y hongkonés debe conocer ya que es en si mismo historia viva de estas cinematografías. Hark lleva más de 30 años dirigiendo y produciendo películas y nos ha dado algunos nombres que quedan ya en la memoria del aficionado, como “La novia del cabello blanco”, “Una historia china de fantasmas”, “A better tomorrow” y tantas otras. Bien es cierto que ha llovido mucho desde los buenos tiempos del cine hongkonés, y también es cierto que muchos añoramos las grandes producciones de antes, no por grandes, sino por emotivas, verdaderas, emocionantes… Hoy día todo parece basarse en la espectacularidad y los efectos digitales, y tristemente esta película es otra de estas, espectacular pero simplona (y eso que ha batido records de recaudación en su China natal).

Esta producción bebe directamente de “New Dragon Gate Inn” (es más, es una secuela de esta), producida por el propio Hark en 1992 y que a su vez es un remake de los clásicos de King Hu “Dragon Gate Inn” y “Come Drink With Me”. La acción nos traslada a finales de la Dinastía Ming para ver a como un rebelde y su grupo intentan derrotar al malvado eunuco que lidera la zona Oeste y que quiere hacerse con la supremacía mediante la fuerza. Pero, sorprendentemente la película se transformara en la búsqueda de un tesoro y como los diferentes bandos intentan llegar antes que nadie la mismo, ¿Que cosas no?

En fin, como ya he dicho antes esta película podría adscribirse a ese grupo cinematográfico donde lo único que se nos ofrecen es acción y efectos digitales, quedando el guión en una sutil escusa para ir añadiendo este tipo de escenas. No digo que este tipo de cine esté mal, ya que es puro cine de evasión y entretenimiento, pero realmente esta película no llega al objetivo que se deseaba, y se hace un poco larga para lo que es en realidad. Como digo el guión pasa de un enfrentamiento por salvar la región a una búsqueda de un tesoro, donde diferentes personajes confabulan para conseguirlo, este giro hará que la película tome una impronta de humor (en la figura de algunos personajes y situaciones) a la cinta que perdurará toda la segunda mitad de la misma. Los efectos digitales están siempre presentes, pero es una pena ver como en 2012 algunos de ellos, no todos que quede claro, son bochornosamente malos, al menos le uso del 3D es bastante bueno y llena la pantalla de dagas voladores y momentos bastante espectaculares, aunque he de reconocer que me cansé un poco por las gafas del festival y lo incomodas que me resultan (sobre todo para quienes llevamos ya gafas).

Las interpretaciones son correctas, pero nada destacables. Jet Li no será recordado por este papel a pesar de ser la cabeza que vendía la cinta de forma internacional. Me quedo con el papel de Zhou Xun como la enigmática Jade y con Kwai Lun-Mei y su grupo de bandidos. Chen Kun tiene un doble papel, como el malvado de turno, el eunuco Yu, y como uno de los bandidos que se hará pasar por él. También creo que hay que resaltar el diseño de producción y el vestuario, que estaba a un grandisimo nivel.

Flying Swords of Dragon Gate es una película que ofrece espectacularidad, sobre todo en 3D, pero poco más realmente. No se hace pesada ni aburrida, pero si que puede hacerse un poco larga y quizás llegar a saturar un poco.

The Viral Factor

Hong Kong, 2011
Director: Dante Lam
Intérpretes: Jay Chou, Nicholas Tse, Lin Peng, Bai Bing, Andy Tien
Duración: 122 min.

No hay duda que Dante Lam es alguien que siempre ha parecido estar en otro tiempo, produciendo películas que bebían de los grandes momentos de la acción hongkonesa pero realizadas cuando estos ya estaban, o habían, pasado. Así podemos fijarnos en sus últimas producciones como “The Beast Stalkers” o The Stool Pigeon” y ver grandes películas de acción con un buen acabado y dando casi todo lo que se podía esperar de ellas, saliéndose un poco de la tónica de la acción moderna (sobre todo la primera me encantó). Pero aquí quiere rizar el rizo y nos ofrece una película basada solo y exclusivamente en la acción, con un guión rocambolesco e inverosímil, pero veamos de que va la cosa.

Resulta que Jon es un agente de la Interpol con la misión de proteger a un científico que ha desarrollado un virus potencialmente letal. Uno de sus compañeros, Sean, le traiciona, secuestrando al doctor y dejando a Jon con una bala incrustada en la cabeza y varios compañeros muertos. En dos semanas quedará invalido, pero Jon decide seguir con la investigación y de paso reencontrarse con su pasado volviendo a ver a su padre y su hermano, después de muchos años. Este último convertido en un criminal que trabaja al lado de Sean. Estamos acostumbrados a guiones extraños en el cine de acción hongkonesa pero esta premisa es ta rocambolesca y su desarrollo tan inverosímil que no ofrece nada de credibilidad y hace que en conectemos en ningún momento ni con los personajes ni con la historia.

Pero la historia aquí es una mera escusa que da pie a la acción, tremenda, trepidante, excesiva, que copa la mayor parte del metraje en una sucesión de peleas, persecuciones y luchas a cada cual mas tremenda. Y es que aquí si que ha habido imaginación el sin fin de escenas de acción nos dejan momentos realmente espectaculares. No nos engañemos, no es el culmen de la originalidad (casi todo está inventado a estas alturas) pero si que está bien realizada en general. El problema es que como no tenemos ninguna emoción en cuanto a la historia las escenas de acción se suceden de forma un poco fría, llegando a aburrir y esto provoca que la película se nos alargue en exceso y nos llegue a aburrir en algunos momentos.

El apartado interpretativo tampoco ayuda en gran medida a la producción. Nicolas Tse deja algunos buenos momentos en su papel de hermano delincuente que no es tan malo como parece, pero Jay Chou esta especialmente inexpresivo y forzado.

Una película que quizás guste a quien busque un montón de artificios y acción, pero su estrambótico guión, la saturación de acción y su falta de alicientes la volverán un poco aburrida y se nos hará larga.

The Four

Hong Kong/China, 2012
Director: Gordon Chan
Intérpretes: Collin Chou, Anthony Wong, Crystal Liu, Deng Chao, Ronald Cheng
Duración: 118 min.

“The Four” es una adaptación libre de la saga de novelas del escritor Wen Ruian “The Four Detective Guards”, editadas en los años 70. El artífice ha sido el director y guionista Gordon Chan, que ya nos ha ofrecido en años anteriores películas interesantes como “Painted Skin” o “The Mural”. Esta producción sobresale en la acción fantástica y pero falla un poquito en el ritmo y el desarrollo.

Un corrupto jefe de policía obliga a uno de sus agentes a infiltrarse en un departamento rival con tal de sabotear su investigación sobre una supuesta red de falsificadores. Sin embargo, las pesquisas del agente le llevarán a descubrir que el auténtico plan de los falsificadores no es organizar una red de dinero falso, sino levantar un ejercito de muertos vivientes. Un guión bastante curioso que se desarrolla de manera un poco complicada en su parte inicial, donde aparecen muchísimos personajes y cuesta entrar en la historia y cuadrar que personaje esta en cada lugar. En cierto modo es comprensible debido a la gran cantidad de los mismos. Una vez pasado este inicio todo se desarrollará de forma más continua y cómoda.

Es en la acción donde la película tiene su mejor baza. Una acción marcial bastante bien coreografía y que mezcla momentos más físicos y cableados con efectos digitales que marcan los diferentes podres que poseen algunos de los personajes (poderes que van desde la conversión en un lobo hasta la telequinesis). A pesar de la mezcla, la acción es muy entretenida y divertida y lo digital no esta mal realizado (salvo algunos momentos que canta un poco, pero esto es tan normal que no es reseñable). Por contra cuando la película intenta introducir el drama o el romance, volver se un poco más seria y trascendente, el ritmo baja muchisimo y las relaciones nos parecen más forzadas y la historia menos creíble, pero Chan ha sabido compensar estos momentos y el conjunto no desmerece.

Otro de los puntos fuertes de la cinta es el apartado técnico, con una gran fotografía y diseño de vestuario que conforman una ambientación conseguida y agradable que se mantendrá durante todo el metraje. El aspecto interpretativo es bastante bueno, ofreciendo interpretaciones muy características a los diferentes personajes, además de una caracterización bastante interesante.

Concluyendo, “The Four” no es una película soberbia, pero si que es una obra que entretiene y divierte, cine para ver cuando uno busca evasión y fantasía. Ya se está realizando una segunda parte, con la intención de conformar una trilogía, y la verdad tengo ganas de verla a ver que tal.

Robo-G

Japón, 2012
Director: Shinobu Yaguchi
Intérpretes: Shinjiro Igarashi, Yuriko Yoshitaka, Naoto Takenaka, Shogo Kawai
Duración: 111 min.

A veces se utiliza el término “simpático” de una forma un poco despectiva, decir “la película esta simpática” a veces equivale a decir que es normalita, ni mal ni bien. Pero la obra de Shinobu Yaguchi ha de llevar este término en toda su extensión, ya que simpatía es lo que despiertan sus películas, lejos de la comedia super alocada a la que quizás se relacionan muchas producciones japoneses de este género, Yaguichi realiza su trabajo de una forma contenido, con una eterna sonrisa en el rostro del espectador, y dejando sitio para la carcajada pero de forma más puntual. Ya lo vimos en “Waterboys” y “Swing Girls” y ahora lo vemos también en “Robo-G”.

Ota, Kobayashi y Nagai, técnicos de una pequeña empresa de electrodomésticos, han construido un androide que deben presentar en una feria robótica. Pocos días antes de la exhibición, su creación se cae fatalmente por la ventana. Sin tiempo para construir un nuevo robot, solo se les ocurre una solución para no quedar como unos perdedores: contratar a alguien que pueda introducirse en la carcasa del robot. Su “mejor” candidato es Suzuki, un anciano entusiasmado ante la posibilidad de tener una actividad con la que matar el tiempo.

Esta película es básicamente una comedia de situación y engaños, en la que el viejo Suzuki se hará pasar por el Robo-G convirtiéndose en una estrella, pero no pudiendo desvelar su naturaleza. Una comedia vitalista que da lo que promete, un buen rato de buen humor, lleno de gags que nos harán soltar una buena carcajada y esa simpatía constante de la que ya hablamos anteriormente. Puede que algunos la tachen de cierto corte infantil, pero realmente yo no lo veo así viendo la trayectoria del realizador.

Hay que destacar, sin lugar a dudas, al veterano Shinjiro Igarashi haciendo el papel de Suzuki, que lleva gran parte del peso de la producción a sus espaldas junto con el trío de técnicos, interpretado por Kawai Shogo, Gaku Hamada  y Junya Kawashima. También hay que hacer una mención especial a la fan numero uno de Robo-G, la estudiante Yoko Sakai (interpretada por Yuriko Yoshitaka).

Si buscáis un rato de diversión con una comedia simpática y agradable, esta es vuestra película.

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.