Como muchos ya sabréis este año se celebra el centenario del nacimiento de uno de los más grandes directores japoneses, Akira Kurosawa. Muchas instituciones a nivel nacional celebran este aniversario con programas especiales, entre ellas la Universidad de Barcelona, que promueve y publicita un gran número de actividades durante todo este 2010. En la web de dicha universidad nos encontramos que en Sitges se celebrará una retrospectiva sobre el director japonés, no sabemos aún si dentro de la programación oficial o en el Brigadoon, y hoy nos hacemos eco de esto aunque no este confirmado aún desde el espacio oficial del Festival Internacional de Cine Fantástico de Cataluña, SITGES 2010.

Los sueños de Akira Kurosawa (1990)

Antepenúltima película de un ya octogenario Akira Kurosawa, Yume (Sueños) es una colección de 8 cortometrajes que escribió el mismo Kurosawa y que estaban basados en sus propios sueños recurrentes. Sueños que se interconectan entre si y que reflejan la relación de un hombre con su entorno, su infancia, acercamiento al arte, a la naturaleza o la espiritualidad, en un tono más poético y metafórico que narrativo.

En la producción el estudio clave en su vida artística, la Toho, y desde el lado americano la Warner a través del que es considerado uno de sus discípulos más reconocidos, Steven Spielberg. Tras la cámara el mismo y su amigo y por aquel entonces ya retirado del mundo del cine Ishiro Honda, bien conocido por ser el rey de la Cifi de los 50 y 60 en Japón y por dar vida a Godzilla, en esta producción llega a dirigir los segmentos “El Tunel” y el “Fuji al Rojo”.

[metacafe]http://www.metacafe.com/watch/yt-SIJBT4Rq4lk/sunshine_through_the_rain_pt_4/[/metacafe]

Kagemusha. La sombra del guerrero (1980)

Seguimos hacia atrás en el tiempo para encontrar la tremenda Kagemusha, drama histórico sobre la figura de Takeda Shingen y como durante su agonía planea buscar un doble propio (que sera un ratero de poca monta) para que sus enemigos no se atrevan a atacar sus dominios.

Cinta con una tremenda puesta en escena, de un colorido y fotografía apabullante y que es capaz de mezclar grandes escenas de acción y combates con otras de introspección e intimismo como solo Kurosawa sabía hacerlo. Mención aparte el tremendo papel protagonista de un veterano y siempre infalible Tatsuya Nakadai. La película pegaría fuerte en la escena internacional, ganando la Palma de Oro en Cannes, el César de la Academia Francesa y estando nominada al Oscar a Mejor Fotografía y Mejor Película de habla no inglesa.

La fortaleza escondida (1958)

Esta película de 1958 nos presenta un argumento simple en el que una princesa exiliada que busca retornar a su reino y que está acompañada de un séquito que comanda un fiel samurái se encuentra en su camino con dos campesinos pobres y asustadizos, avaros y codiciosos, que la escoltarán pro tierras enemigas.

Acción, drama y comedia en un Ken-geki (cine de samuráis) de aventuras que sería un poco al antesala de otras cintas de género que Kurosawa rodaría años después. Si bien es vista como un producto inferior a otras obras del autor simplemente por tener un carácter más llano y narrativo eso no la convierte en una película carente de ese estilo, ritmo, fotografía o desarrollo que caracterizan la obra del mítico director japones.

Como apunte comentar que George Lucas llegaría a afirmar que esta película fue parte de su “inspiración” para el desarrollo de “La Guerra de las Galaxias” (la princesa exiliada, el dúo cómico cómico). En 2008 se pudo ver en el Festival de Sitges la película de Shinji Higuchi “Hidden Fortress: The Last Princess” que reinterpretaba en la original de Kurosawa y explotaba mucho estéticamente esta relación con la obra de Lucas.

Trono de sangre (1957)

Esta es una de las magnas obras de Akira Kurosawa. Adaptación de la obra clásica de William Shakespeare “Macbeth”, la historia se traslada al japón feudal en donde los generales Taketori Washizu y Yoshaki Miki regresan de una victoriosa batalla. Durante el camino, se encuentran con una extraña anciana, que profetiza a Washizu que logrará convertirse en señor del Castillo del Norte. A partir de ese momento, su esposa tratará de convencerlo para que cumpla su destino en contra de su amigo.

Toshiro Mifune, actor fetiche de Kurosawa, y Minoru Chiaki son el dúo protagonista, y como papel femenino tenemos a Isuzu Yamada. Kurosawa sabe transportar espectacularmente bien una historia desde la Escocia Medieval hasta el Japón feudal, con todo lo que implica a nivel de costumbres y localización, y mantiene intacta la esencia de la misma. Todo un clásico del director que nadie debería perderse.

Una Respuesta

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.